Se cae el avión del turismo en Venezuela

El presidente de ALAV, Huberto Figuera, ha dicho que desde 2013 la merma en las plazas de vuelos internacionales ha sido de 20%
El presidente de ALAV, Huberto Figuera, ha dicho que desde 2013 la merma en las plazas de vuelos internacionales ha sido de 20%

CARACAS – Humberto Figuera es presidente de la Asociación de Líneas Aéreas en Venezuela (ALAV), y ha acumulado una vasta trayectoria en la industria del turismo. Hoy ha dicho que que desde 2013 el país ha visto una merma de 20% en las plazas en vuelos internacionales. ¿La causa? Una crisis económica galopante. Las aerolíneas no tenían posibilidad de repatriar capitales, y sus operaciones estaban envueltas en una nube espesa de incertidumbres, cuando las directrices de casa matriz solían demandar un estándar a menudo muy cerrado.

“Si hacemos una comparativa con el año 2013 en el que había 51.100 asientos disponibles para los venezolanos en rutas internacionales, hoy en día quedan solamente 10.200 asientos”, dio cuenta de una contabilidad nada alentadora.

Conexión cada vez más difícil

La conexión aérea del país –expresó el alto vocero- se ha ido poniendo “cada vez más difícil”. El Ejecutivo suspendió la entrada y salida de vuelos de la aerolínea panameña Copa, lo cual a su entender no facilita la situación.

“Se nos va agravando cada vez más porque Copa era un factor importantísimo: tenía el 60 % del mercado hacia Panamá, y aparte hacía conexión con 31 países y 75 vuelos hacia centro, norte y Sudamérica”, fustigó.

Una deuda de 3.800 millones de dólares con las aerolíneas, nada más y nada menos. He acá uno de los principales disparadores del éxodo de las empresas. Dinero “represado”, avanzó, por el que desde ALAV se sigue trabajando en un arreglo con Miraflores. Que regrese la mayor cantidad de vuelos internacionales al país. Eso es lo que se quiere.

Analistas al tanto han dicho que desde Mintur se hace justo lo que no se debe hacer, si se desea catapultar el negocio del turismo en Venezuela, una verdadera potencia, que fue mercadeada en su momento como “el secreto mejor guardado del Caribe”, pero, a esta hora, parece demasiado bien guardado.

Alejandro Ramírez Morón 

Condividi: