Fedeagro, tierra de lástima dejaron las expropiaciones

Un balance entre Fedeagro y Cedice muestran que las expropiaciones de tierras en Venezuela han acabado con los alimentos y ponen a los sectores productores del país en total deterioro
Un balance entre Fedeagro y Cedice muestran que las expropiaciones de tierras en Venezuela han acabado con los alimentos y ponen a los sectores productores del país en total deterioro

Caracas. El presidente de Fedeagro Aquiles Hopkins, asegura que más de 5 millones de hectáreas productivas fueron expropiadas por el ex presidente Hugo Chávez en 2015 cuando inició la “guerra contra el latifundio” que hoy continúa su heredero Nicolás Maduro. En su opinión, tierra de lástima es lo que queda luego de una política expropiatoria que ha ocasionado una vertiginosa caída de la producción de todos los rubros que el gremio ha registrado desde 2007.

“El resultado de esa ‘guerra contra el latifundio’ es un fraude. Esas tierras se las entregaron a campesinos sin ningún tipo de ayuda como financiamiento, capacitación, asistencia técnica e insumos. Ahora no producen nada”- señaló el representante gremial.

En los últimos 3 años la situación pareciera haber empeorado.

“Antes esas hectáreas eran 100% productivas de carne de calidad, ahora solo hay ranchos y miseria”, expresó.

El Observatorio de Derechos de Propiedad de Cedice reveló que en 2015 continuaron las violaciones a la propiedad privada y en 2017 se expropiaron 208.000 hectáreas en estados de vocación agrícola según cifras del Instituto Nacional de Tierras, lo cual afectó a 73 predios.

Desde el año 2005 el gobierno ha vulnerado el derecho de propiedad de los productores agropecuarios, lo que significa que violó el artículo 115 de la Constitución en el que se garantiza que toda persona tiene derecho al uso, disfrute y disposición de sus bienes, afirmó Ana Carrasquero, investigadora de Cedice.

Lo que quedó en el recuerdo

Fedeagro y Cedice hicieron un recuento de lo acontecido en el agro venezolano. En mayo de 2009, el Instituto Nacional de Tierras tomó “arbitrariamente 100 de 210 hectáreas del fundo San Luis, en Calabozo, estado Guárico, por considerarlas ociosas”, El terreno albergaba 400 animales: vacas, ovejas, caballos, yeguas y ganado. Cada año sacaba una buena cantidad de carne para el consumo.

Solo cinco meses después, el gobernador de Guárico junto a funcionarios del INTI y  militares, dijeron que rescatarían las tierras por causa de utilidad pública para producir más alimentos.

A pesar de que el propietario logró quedarse con 86 hectáreas, en 2015 se vio obligado a abandonarla por la inseguridad. Ahora el fundo está desatendido y destruido. El trabajador aseguró que las 124 hectáreas expropiadas no fueron indemnizadas.

“El gobierno se las robó”, señaló en El Nacional.

Otro caso fue en 2010 cuando el gobierno expropió 3.899 hectáreas de la hacienda Bolívar ubicada en la parroquia Santa Bárbara en el estado Zulia. Fue famosa por desarrollar la raza de bovino Santa Gertrudis y el churrasco Santa Bárbara.

La ahora llamada Hacienda La Bolivariana fue uno de los 47 fundos que Hugo Chávez ordenó tomar en el Sur del Lago de Maracaibo, reconocidos por la producción de palma aceitera, leche, carne, y plátano.

En 2015 Cedice visitó la región y comprobó el estado de destrucción de la Hacienda Bolívar y de su infraestructura.

En los últimos 3 años la situación ha empeorado.

“Antes esas hectáreas eran 100% productivas de carne de calidad, ahora solo hay ranchos y miseria”, advirtió Hopkins.

Afirmó el vocero que el gobierno no luchó contra el latifundio porque expropió fincas productivas, lo hizo para perjudicar la producción privada.

Destacó El Nacional que los embargos en Aragua y en Lara donde existían caña de azúcar, ahora no hay nada, solo maleza en los galpones.

Por su parte el presidente de Fedenaga, Carlos Albornoz, precisó que solo 3% de 5,8 millones de “hectáreas confiscadas” han sido indemnizadas.

Cuidado con lo que ofreces

En el acto del presidente Maduro con los campesinos en Miraflores celebrado la semana pasada, el mandatario ofreció 44.000 hectáreas y añadió que éstas se agregarían a 6 millones otorgadas durante la gestión chavista.

Señaló que girará instrucciones para investigar a los trabajadores que se pacten con los dueños de las tierras y prohibió además desalojar a las comunidades campesinas; sin embargo, no hizo ningún comentario acerca de la crítica situación de la producción agrícola por carencia de insumos, financiamiento e inseguridad jurídica que si acaso alcanzan para abastecer 25% de la demanda nacional de alimentos.

 

Condividi: