ConocoPhillips comienza a desquitarse con PDVSA

La decisione del tribunale dell’isola caraibica stabilisce che Curaçao può accludere petrolio e i suoi derivati nelle petroliere o nelle giacenze bancarie.
La decisione del tribunale dell’isola caraibica stabilisce che Curaçao può accludere petrolio e i suoi derivati nelle petroliere o nelle giacenze bancarie.

CARACAS – La empresa petrolera estadounidense ConocoPhillips comenzó a cobrarse por cuenta propia la deuda que mantiene Petróleos de Venezuela (PDVSA) a raíz de un fallo de la Corte Internacional de Arbitraje que llega a unos 2.040 millones de dólares. De esta manera, la empresa norteamericana inició una ofensiva en el Caribe y apunta en primer lugar a quedarse con las instalaciones de la estatal en las islas de Bonaire y San Eustaquio.

El caso entre ConocoPhillips y PDVSA se remonta al año 2007, cuando el presidente Hugo Chávez nacionalizó todas las instalaciones petroleras privadas en el país, incluyendo las de la empresa estadounidense. Sin embargo, es un caso que aún no ha terminado, ConocoPhillips apunta a llevarse 31 mil millones de dólares en compensación por este caso.

La ofensiva de ConocoPhillips en el Caribe no es más que el comienzo de un cobro que esperan que sea fructífero desde diversos puntos de vista. En un comunicado de la empresa, afirmaron que tendrán una política “agresiva y consistente” para cobrar toda la deuda que mantiene la empresa estatal venezolana por los proyectos de petróleo extrapesado Petrozuata y Hamaca.

ConocoPhillips: Uno de muchos dolores en PDVSA

ConocoPhillips no es la única mala noticia que tiene PDVSA en estos momentos. Las políticas de la llamada Revolución Bolivariana, especialmente durante el gobierno de Hugo Chávez no serán perdonadas tampoco por el resto de empresas que sufrieron nacionalizaciones. A pesar de haberse retirado del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), Venezuela enfrenta hasta 30 juicios multimillonarios.

Además, todos estos hechos se dan en el peor momento de la historia de PDVSA, cuando la producción de petróleo continua un imparable declive que lo ha llevado a experimentar las menores cifras en medio siglo. Son pocas las refinerías en el país que continúan con sus funciones y ha experimentado una huida de trabajadores que los ha dejado sin mano de obra suficiente.