Alimentos Kellogg’s le dice adiós a Venezuela

Las compañías Clorox, Kimberly Clark y General Motors abandonaron el país en los últimos años de manera similar debido a la crisis del país.
Las compañías Clorox, Kimberly Clark y General Motors abandonaron el país en los últimos años de manera similar debido a la crisis del país.

CARACAS – La empresa estadounidense Kellogg’s notificó a sus empleados el cese de sus operaciones en Venezuela. A través de un comunicado la compañía le informó a sus empleados que la medida se atribuye al  “deterioro de la situación económica y social” del país.

Hay que destacar que la medida genera gran asombro entre sus empleados y la sociedad en general, pues Alimentos Kellogg’s lleva más de 100 años produciendo y comercializando sus reconocidas marcas de cereales en el país. Además de ser una decisión definitiva e inmediata.

Las compañías Clorox, Kimberly Clark y General Motors se fueron del país en los últimos años de la misma manera, ahogados por la contracción de la economía que se ha mantenido por más de cinco años y, en el último año, por la primera hiperinflación que vive el país.

Este cierre generó gran descontento en los trabajadores quienes  iniciaron una protesta a las afueras de la compañía – con sede en Maracay, estado Aragua –. Pues en el comunicado se puede leer, “en cumplimiento de las regulaciones laborales correspondientes, el pago completo de los salarios, beneficios y prestaciones sociales por virtud de la terminación laboral ha sido debidamente depositado en las cuentas de nómina y fideicomiso de cada uno de los trabajadores”. Se estima que aproximadamente 400 trabajadores van quedar desempleados con el cierre definitivo de Alimentos Kellogg’s en Venezuela. 

“La distribución de los productos de Kellogg’s en Venezuela ha sido suspendida (…) a partir de ahora ningún producto Kellogg’s podrá ser comercializado en el país sin autorización expresa”, agregó la empresa.

El cierre de Kellogg’s llega en medio de las tensiones que durante meses se han mantenido entre el Gobierno y las empresas. Pues el Estado quiere detener los aumentos de precio, pero no vende divisas a tasa oficial a aquellas compañías que producen poco por falta de materiales o no generan ventas suficientes.

Condividi: