Sector agrícola sólo abastece 25% del consumo interno

Fedeagro advierte que durante los últimos 11 años se ha registrado una fuerte caída en la producción de los diferentes rubros y actualmente sólo hay semilla para cubrir 5% de la demanda de hortalizas; 30% del arroz y 50% del maíz.
Fedeagro advierte que durante los últimos 11 años se ha registrado una fuerte caída en la producción de los diferentes rubros y actualmente sólo hay semilla para cubrir 5% de la demanda de hortalizas; 30% del arroz y 50% del maíz.

CARACAS – La producción agrícola venezolana ha registrado una contracción constante desde 2008 hasta 2017, que varía entre 41% y 95% según el rubro, lo que genera escasez y altos precios para el consumidor.

Aquiles Hopkins , presidente de Fedeagro, señaló que esta caída sostenida, producto de políticas desacertadas, limitan la actividad productiva y ha ocasionado que el sector sólo pueda abastecer 25% del consumo interno.

Destacó que la contracción de la producción, que originalmente se ubicaba en 70%, afecta la calidad de vida de la población, la generación de empleo y de obtención de divisas.

El vocero del organismo gremial señaló que durante el período que comprende el estudio los volúmenes de producción descendieron en los siguiente valores: 95% el sorgo; 62% caña de azúcar; 68% el arroz, 65% el maíz; 70% el café; 88% la papa; 53% el tomate; 77% la cebolla; 69% el pimentón y 41% las naranjas. Dijo además que esta crisis incide sobre la producción de alimentos para animales,  y por ende se refleja en la producción de rubros como pollos, huevos y leche.

En cuanto a insumos, indicó que sólo hay semillas para cubrir 50% de la demanda de maíz, 30% del arroz y 5% de las hortalizas.

Sin insumos no hay producción

Referente a los fertilizantes, advirtió que sólo disponen para cubrir  350 mil hectáreas para maíz, y el resto de los cultivos no podrán ser atendidos, debido a que Pequiven no dispone de los sacos para el empaquetado de dichos fertilizantes.

Agregó que los insumos se han encarecido en niveles que van desde 630% para los fungicidas, hasta 37.400% para el saco de semillas de maíz, pasando por 29.700% para el saco de úrea.

Asimismo, alertó la falta en el mercado nacional de lubricantes y cauchos para los tractores y destacó que este comportamiento tan adverso, influye directamente sobre la escasez y precios altos, lo que a su vez genera especulación al presentarse fallas o escasear un bien.

Dijo que en 2008 se abastecía 75% del consumo de maíz y en 2017 solo 14%,lo que es  preocupante para la población, cuya dieta gira en torno a ese segmento, y de seguir esta tendencia, no podrá garantizarse la arepa diaria de los venezolanos, citó El Universal.

El único camino para revertir esta situación es la recuperación de la producción nacional y por ello Fedeagro propuso algunas alternativas para mejorar el rendimiento del sector, entre ellos  democratizar la asignación de los insumos entre los programas de producción nacional; permitir la apertura de las empresas privadas para que tengan  acceso a la distribución de insumos; establecer un convenio cambiario especial para el agro;  darle prioridad a las divisas para recuperar la producción, en vez de importar productos que bien podría elaborarse en el país; para las invasiones de fincas e intervenciones de empresas y finalmente apoyar la producción nacional.