Productores no generan ni el 70% que exige el gobierno venezolano

El precio que pretende imponer el Estado desconoce las estructuras de costo y hace que los sectores productivos trabajen a pérdida, lo que sigue ocasionando presión y contrario a lo que se busca, genera más desabastecimiento.
El precio que pretende imponer el Estado desconoce las estructuras de costo y hace que los sectores productivos trabajen a pérdida, lo que sigue ocasionando presión y contrario a lo que se busca, genera más desabastecimiento.

CARACAS – Maribel Guédez, vicepresidenta de la Comisión Permanente de Ciencia y Tecnología de la Asamblea Nacional denunció las nuevas acciones del gobierno en contra del sector agrícola venezolano, al aumentar la presión y exigirle 70% de lo que están produciendo, más aún cuando los pequeños y medianos productores deben mantenerse a pesar del “bachaqueo” promovido por Agro Patria y Agro Fanb.

La diputada alertó que los trabajadores del campo han advertido el déficit que les ha tocado enfrentar en la producción de los rubros que se han reducido o desaparecido del menú de los venezolanos, así como la merma del sector ganadero que ha caído 50%.

Es absurdo que el Estado pida 70%  de la producción de arroz cuando sólo lo hacen al 30%; igual ocurre con la caña de azúcar, donde los cañicultores tienen un déficit y sólo alcanzan a cubrir el 40% de la demanda del país, comentó.

Un panorama similar se da para el maíz, rubro que registra una caída de 45% y cuyo saco costaba 80 mil bolívares y a la fecha vale 30 millones de bolívares, es decir tuvo un incremento de 37.400%.

A esta situación deben sumarse  las invasiones y confiscaciones ante las que el gobierno no intercede ni a favor ni en contra y también el problema del deterioro del parque automotor en el que no hay capacidad para reponer ni suplir los repuestos de los tractores, lo que hace que el sector sobreviva con apenas 300 unidades.

Guédez citó el caso de Barinas y su empobrecimiento a pesar de ser una región simbólica para la política, el cual ha tenido una caída de 80% de los insumos y maquinarias y que tan sólo en un mes, 80 fincas han sido tomadas de manera ilegal y generado daños severos para el país y sus productores.

Como alternativas, propone que la solución está en permitir la importación de materia prima, insumos, maquinarias y repuestos, así como que pueda fluir libremente las ventas a través de Agro Patria y se evite el bachaqueo y la invasión de terrenos privados.

Sin garantías

Y a la espera de la fijación de los nuevos precios de los 50 productos que el ministro de Industrias y Producción Nacional, Tareck el Aissami, anunció la semana pasada, cuando también de manera sorpresiva exigió a los empresarios entregar 70% de su producción, Fedecámaras, rechazó que se obligue a los productores a entregar ese porcentaje de su producción al gobierno. “Eso es un intervencionismo, ya a una etapa en extremo, que seguirá afectando al productor y agudizando el abastecimiento y la crisis que estamos viviendo todos los venezolanos”.

“No hay certeza de precios”, aseguró pues el gobierno no ha aclarado cómo va a pagar a los empresarios el porcentaje de producción que estarían obligados a entregar.

El directivo advirtió que para los distribuidores privados no va a quedar prácticamente nada y los consumidores se van a encontrar con los anaqueles vacíos. “Si la producción se va a destinar mayoritariamente al gobierno para que la entreguen de forma populista y con manejo ideológico a las personas que ellos consideren, los que no tengan acceso a esos canales de distribución oficiales no podrán conseguir productos de ninguna manera” y además se va a fomentar el bachaqueo, reseñó el Nacional.

Precios mensuales

Por otra parte, el presidente de la Federación de Asociaciones de Cañicultures de Venezuela (Fesoca), José Ricardo Álvarez, indicó que los precios acordados entre el sector público y privado serán revisados mensualmente si hay aumento en las estructuras de costos.

Las mesas de trabajo iniciaron con los rubros azúcar y arroz y fijaron una nueva reunión para el 13 de julio a fin de evaluar si hay una variación en la estructura de costos y durante el fin de semana trascurrido se analizaron los sectores porcino, bovino y cafetalero y se dictaron los parámetros para regularizar las medicinas veterinarias.

Entre los productos que conforman el Plan 50 figuran además mayonesa, margarina, mortadela, trigo de panadería, jamón de cerdo, jabón de panela, aceite, leche líquida y en polvo, frijoles, pastas, queso blanco, pescado, maíz blanco y amarillo y pollo así como también rubros de higiene y aseo personal (como el jabón en panela o en polvo).

Por su parte, la presidenta de Consecomercio, María Carolina Uzcátegui alertó que los productos que queden rezagados serán entregados a bachaqueros para su comercialización, es decir serán los encargados de controlar cómo un producto sale desde la fábrica y llega hasta el comercio.