Crudo venezolano continuó cayendo en junio

Por primera vez en la historia de Venezuela, la producción de petróleo llegó a su nivel más bajo de elaboración con el 4,15% del volumen total de crudo producido en junio
Por primera vez en la historia de Venezuela, la producción de petróleo llegó a su nivel más bajo de elaboración con el 4,15% del volumen total de crudo producido en junio

CARACAS – La Organización de Países Exportadores de Petróleos (OPEP) informó a través de su informe mensual, que la producción del crudo venezolano cayó en junio hasta 1,34 millones de barriles diarios (bd), menor que la registrada en mayo cuando se ubicó en  47.500 bd. Una baja drástica de sus extracciones y ventas que se reflejan desde hace meses.

El documento que toma información en torno a bases de diversos institutos independientes, reseñó que es  571 mil bd inferiores a la media de 2017, cuando era de 1,91 miles de barriles diarios (mbd).

Los datos oficiales facilitados por Caracas a la organización son algo superiores aunque reflejan la misma tendencia: un nivel de bombeo de 1,533 mbd en junio, con un descenso mensual de 2.000 bd.

Es así como Venezuela por primera vez en su historia se sitúa en el nivel más bajo de los últimos 30 años en su producción, exceptuando que en varios meses de los años 2002 y parte del  2003, una huelga desplomó hasta menos de 100 mil bd.

Venezuela, que había llegado a ser el tercer país productor de la OPEP, ha pasado a ocupar el octavo lugar entre los quince miembros, con el 4,15% del volumen total de crudo producido por el grupo el pasado mes.

Esta situación refleja la falta de inversiones en la industria por nuevas tecnologías  desarrolladas en el mundo,  dada a la grave crisis que atraviesa el país. Se ha ido agravando mucho más, gracias a las sanciones de los Estados Unidos que prohíbe negociar la deuda del Estado venezolano.

Pdvsa ha sido declarada en suspensión de pagos por varias agencias financieras internacionales debido a sus retrasos en el desembolso de los vencimientos de varios de sus bonos.

El presidente de la República, Nicolás Maduro, señaló que los problemas que actualmente presenta PDVSA  son consecuencias de  las sanciones  impuestas por los Estados Unidos, así como por la corrupción dentro de la empresa en el año 2013, cuando se decidió  aumentar el bombeo a 6 millones de barriles de petróleo.