Aún no llegan billetes para arrancar reconversión en Venezuela

El caos generado en torno a la reconversión monetaria está generando pérdidas millonarias al país. El nuevo papel moneda que ya perdió su valor antes de llegar, costó más de 300 millones de dólares. De acordar mover 6 ceros más a la moneda, tendríamos al menos 6 meses de vigencia pero un nuevo retraso en la adaptación del sistema financiero
El caos generado en torno a la reconversión monetaria está generando pérdidas millonarias al país. El nuevo papel moneda que ya perdió su valor antes de llegar, costó más de 300 millones de dólares. De acordar mover 6 ceros más a la moneda, tendríamos al menos 6 meses de vigencia pero un nuevo retraso en la adaptación del sistema financiero

CARACAS – El Gobierno venezolano podría retrasar la entrada en vigencia del nuevo cono monetario, debido a que las entidades bancarias aún no han recibido los nuevos billetes que se mandaron a elaborar con la eliminación de los tres ceros a la moneda, debido a la inflación de cuatro dígitos que se registra en Venezuela.

Aunque la entrada en vigencia del Bolívar Soberano fue postergada para el 4 de agosto, es posible que se extienda un tiempo más, ya que los bancos nacionales alegan que requieren de más tiempo para hacer de la transición un proceso exitoso.

José Guerra, economista y diputado a la Asamblea Nacional (AN), dijo que no se descarta una  nueva prórroga porque tampoco el Banco Central de Venezuela (BCV) ha recibido en su totalidad los billetes del nuevo cono monetario. De manera que se está evaluando la posibilidad de eliminar no tres sino seis ceros al bolívar, ante la pérdida constante de su valor adquisitivo por la alarmante hiperinflación que acosa a la economía.

Explicó para Circuito Éxitos que si no llega el cono monetario completo con los billetes de alta y baja denominación no se podrá implementar la reconversión.

Reconversión dentro de una reconversión

Referente al otro punto álgido, como si es preferible quitarle seis ceros a la moneda, indicó que sería lo más conveniente porque prolongaría la sobrevivencia del papel moneda por unos seis meses más, sin embargo, traería problemas de implementación porque habría que ajustar otra vez los sistemas computacionales de los bancos, puntos de venta, sistemas SAP de contabilidad y gestión que ya fueron adaptados a los tres ceros menos.

Advirtió que ve difícil que el gobierno puede distribuir los billetes que han llegado y ordenarle a las casas impresoras que envíen los otros billetes, pues sólo faltan 7 días hábiles para la fecha indicada por el presidente Maduro.

Destacó el parlamentario que el papel moneda mandado a fabricar en una casa estadounidense llamada Crane, que trabaja en Suecia, y con la inglesa Thomas de la Rue fue de aproximadamente 4 mil 200 millones de piezas de billetes de distintas denominaciones. Tan sólo la impresión de los billetes (con tres ceros menos) para el mes de diciembre valdría 90 % menos con lo cual habría que hacer otra reconversión y eso le cuesta al país al menos $ 300 millones, y si vuelven a mandar a elaborar más billetes, se gastaría no menos de $ 300 millones más”.

Por otra parte, el experto afirmó que también se presenta el problema con la distribución de los billetes en el interior del país ya que 40% de la flota de transporte de valores de la banca está paralizada, y hasta ahora los billetes se han consignado en las dependencias de la Casa de la Moneda de Venezuela ubicadas en solo cuatro ciudades del territorio. Además dicen los expertos que las entidades bancarias necesitarían entre 20  y 30 días para integrar a sus sistemas los nuevos billetes.

Según difundieron fuentes vinculadas con la banca, al perecer el Gobierno también estaría retrasando la operación para eliminar los tres ceros para mantener el ritmo de la inflación estimada en 60,770%, lo que confirma que los precios de los productos y servicios están aumentado 3,4% por día.