Faría, el control de cambio es una traba para Venezuela

Tener una tasa de la divisa razonable contribuiría con la estabilidad de los precios y la economía. Para los expertos la derogación de la Ley de Ilícitos sólo flexibiliza el sistema cambiario, pero no da la apertura económica que requiere Venezuela, pues el modelo debe ser integral y no ajustarse sólo una parte del mercado.
Farías señaló que el control de cambio se había convertido en una traba, para que la economía retomara su crecimiento  en condiciones de equilibrio

CARACAS – El Constituyente Jesús Faría, dijo que con la reciente derogación del Régimen de Ilícitos Cambiarios, se abre el camino para la eliminación definitiva del control de cambio porque ya no preserva las reservas internacionales, tampoco fija un precio estable para la divisa ni garantiza el ingreso de dólares a la economía.

“El control de cambio se había convertido en una traba, para que la economía retomara su crecimiento en condiciones de equilibrio, ahora la derogación de la ley elimina el marco legal que le daba sustento al control de cambio”, declaró para Venevisión.

Faría señaló que uno de los propósitos de establecer un sistema de libertad cambiaria es estimular la entrada de divisas y para ello es necesario generar confianza y transparencia para lograr un canal amplio que desplace al mercado negro y la tasa especulativa.

Asimismo –agregó- poder tener una tasa de la divisa razonable que contribuya con la estabilidad de los precios y la economía.

Comentó que el paso siguiente es definir quiénes serán los operadores cambiarios, si las casas de cambio, la banca, la bolsa de valores o si se va abrir un mercado de capitales.

En su opinión, la fortaleza de esta iniciativa radica en que sea lo más amplio posible.

La economía sigue presa

Por otra parte, Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, es de la idea que con la derogación de la Ley de Ilícitos por parte de la ANC se flexibiliza el sistema cambiario, pero no la apertura económica que requiere Venezuela, pues el modelo debe ser integral y no flexibilizar sólo una parte del mercado.

Primero hay que solucionar problemas como la corrupción, la tasa de interés, la generación de confianza y garantizar la autonomía del Banco Central de Venezuela, indicó.

La “economía sigue presa”.  Hace falta que la apertura del mercado cambiario sea completa, eliminar la monetización del déficit, rescatar la autonomía del Banco Central y poder entrar a los mercados internacionales.

León reconoce que liberar el control podría traer mejoras en los precios de los productos, podría importarse más mercancía y aumentar la producción, lo que  impulsaría la oferta de productos, minimizando los niveles de escasez existentes e incidiendo de forma favorable en el nivel de los precios.

Para Rafael Guzmán, presidente de la Comisión de Economía y Finanzas de la Asamblea Nacional, la derogación de la Ley de Ilícitos Cambiarios hecha por la ANC es ilegal; “Aquí no hay una flexibilización en el control de cambio y advirtió que estas medidas aisladas no generarán confianza ni en Venezuela ni internacionalmente, así como tampoco van a resolver la crisis económica en el país.

Estas medidas buscan generar  equilibrio con los grupos de poder, pero está el riesgo para el Gobierno que se siga desarrollando un proceso de hiperinflación en el territorio, publicó El Universal.

¿Dolarizar o no?

Entre tanto para el economista Henkel García, el gobierno está considerando la posibilidad de aplicar una dolarización de la economía a propósito de la derogación de la Ley de Ilícitos Cambiarios.

A su criterio, la decisión le daría un piso jurídico a las empresas que estaban perseguidas por operar con el dólar paralelo, y aunque resulte positivo, cree que es insuficiente para la economía porque pudiera tener algún tipo de impacto en la oferta y también en la demanda de divisas.

“Esto no lo resuelve una dolarización y deja el marco de funcionamiento muy similar a lo que se tenía en el 2010, que tampoco era la manera adecuada de funcionar un tipo de cambio. Lo ideal habría sido si hubieran decidido desmontar el control de cambio y llegar a una verdadera unificación cambiaria”, publicó Noticiero Digital.

Mientras tanto, los economistas Francisco Rodríguez y Víctor Álvarez, alegaron que a corto plazo, la dolarización frenaría de inmediato la hiperinflación, pero al ser Venezuela un país petrolero, con la dolarización perdería su capacidad de ajustar el tipo de cambio para respaldar la competitividad de las exportaciones no petroleras.

Vale citar que la derogatoria del Régimen de Ilícitos Cambiarios está contemplada en el artículo 2 del decreto aprobado por la ANC el pasado 2 de agosto, el cual establece que “A partir de la entrada en vigencia del presente Decreto, y sin perjuicio de lo establecido en el artículo 3 del mismo, se deroga el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley del Régimen Cambiario y sus Ilícitos; el artículo 138 del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley del BCV, en lo que concierne, exclusivamente, al ilícito referido a la actividad de negociación y comercio de divisas en el país…”, especifica la norma.