Tres maestros unidos por el cacao y chocolate venezolano

En la degustación se saboreó desde la semilla de cacao nacional hasta exquisitos bombones rellenos de mezclas lácteas obtenidas de vacas de Cuneo, pasando por tabletas elaboradas en los laboratorios venezolanos, hasta variados Fondants y Gianduja.
En la degustación se saboreó desde la semilla de cacao nacional hasta exquisitos bombones rellenos de mezclas lácteas obtenidas de vacas de Cuneo, pasando por tabletas elaboradas en los laboratorios venezolanos, hasta variados Fondants y Gianduja.

CARACAS – La deliciosa tarde del pasado 24 de agosto, los chocolateros Silvio Bessone, Chloè Doutre- Roussel y María Fernanda De Giacobbe, ofrecieron una cata con sus mejores creaciones y compartieron con el público conocimientos y reflexiones sobre el apasionante mundo del cacao y chocolate que los ha hecho reconocidos internacionalmente.

“Tres maestros unidos por el chocolate y el cacao venezolano”, fue organizado por la Cámara de Comercio Venezolano Italiana (CAVENIT), para promover el proyecto de desarrollo social “Venezuela, Tierra del Cacao”, que lleva adelante conjuntamente con la Asociación Civil “Trabajo y Persona” y la Cámara de Comercio Franco-Venezolana, que formará a 2 mil 372 personas como emprendedores del chocolate.

Luego de resaltar la espacial oportunidad de tener juntos a tres grandes chocolatiers de fama internacional, Alfredo D’Ambrosio, presidente de CAVENIT, comentó acerca del trabajo realizado por la Cámara con los sectores del chocolate y el cacao, a través de ferias como Chocco Venezuela, y mediante el acompañamiento de chocolateros nacionales a ferias internacionales, talleres y proyectos de emprendimiento social.

Los asistentes a la degustación, saborearon desde la semilla de cacao nacional hasta exquisitos bombones rellenos de mezclas lácteas obtenidas de vacas de Cuneo, en Italia, pasando por tabletas elaboradas en los laboratorios de Cacao de Origen, hasta variados Fondants y Gianduja.

 

Hablan los maestros

La chef y empresaria, María Fernanda Di Giacobbe, inició la cata con un recorrido por los cacaos venezolanos y sus características, según las regiones de siembra.

Subrayó la importancia que ha tenido este fruto en la historia del país y como ingrediente infaltable en las recetas de grandes bomboneros de Europa.

“Por su dulzura y maravilloso sabor aseguraban que no necesitaba azúcar para su preparación. Ser hablaba de unos cacaos nobles, dulces, amables; como somos los venezolanos”- indicó-.

 

“La calidad”, como condición imprescindible para la elaboración de un chocolate apto para exportar, fue el leit motiv de la charla ofrecida por Chloè Doutre Roussel, autora de “Chocolate para entendidos”.

La reconocida asesora francesa de afamados establecimientos en el mundo ofreció un completo ABC de las etapas del “Bean to Bar”, que comprende desde la siembra del cacao hasta la elaboración de una tableta de chocolate.

Silvio Bessone recordó que a los cinco años le dijo a su papá que quería ser chocolatero, quien le respondió: “Si vas a ser chocolatero debes ser ‘el chocolatero’ no ‘un chocolatero'”.

Este consejo le sirvió como guía para convertirse en uno de los mejores gastrónomos del chocolate del mundo, además es docente, investigador y creador de su propio método de cosecha y fermentación del cacao.

Y compartió con los presentes, además de bombones, su pasión por el oficio y su experiencia.

Emprendimiento sostenible

El evento dio cabida a dos emprendedoras del chocolate, egresadas del programa de formación de la Asociación Civil “Trabajo y Persona”, quienes compartieron su testimonio y ofrecieron sus mejores bombones para la degustación.

Diana Hernández, coordinadora de dicha organización explicó los alcances del proyecto “Venezuela, Tierra de Cacao” el cual se llevará a cabo en un lapso de tres años, en los estados Aragua, Carabobo, Lara, Mérida, Miranda y Sucre.

El programa comprende áreas de formación para mujeres y jóvenes de escasos recursos; sostenibilidad a través de la construcción de unidades de formación productiva como colecciones de chocolate; y visibilidad gracias a eventos como el presente, publicaciones editoriales, ferias y seminarios.

Entre los presentes que disfrutaron este amable evento, se encontraban el Cónsul de la República italiana, Enrico Mora y el Encargado de Negocios de la Embajada, Pietro de Martin, y sus señoras. También acompañaron a los organizadores; el presidente de la Cámara Franco Venezolana, Ángel Viso; y los secretarios generales de la CAVENIT, Jean Pietro Cattabriga y la CCIAVF, Patricia Muñoz, entre otros.

Letizia Buttarello