Año escolar podría iniciar sin maestros

El nuevo período escolar se ve complicado al no saber cuál será su costo, si habrá docentes y si los planteles volverán abrir sus puertas. El sector estaba ya complicado y con el nuevo incremento salarial, podría colapsar aún más al sistema educativo venezolano
El nuevo período escolar se ve complicado al no saber cuál será su costo, si habrá docentes y si los planteles volverán abrir sus puertas. El sector estaba ya complicado y con el nuevo incremento salarial, podría colapsar aún más al sistema educativo venezolano

CARACAS- El presidente de la Asociación de Institutos Educativos Privados, Fausto Romeo, manifestó que el nuevo salario mínimo decretado por el presidente Nicolás Maduro, afectará sobremanera al sector educativo venezolano y va a generar un incremento notable en la cuota de escolaridad, lo que será un alto impacto en los pagos del nuevo período escolar.

El panorama se complica por la incertidumbre que sientes los representantes al no saber cuánto deberán pagar por el año escolar que arranca el 17 de septiembre, así como tampoco saben cuánto van a ganar.

Romero señaló que el problema económico se complica con la falta de docentes que se viene registrando desde hace varios años en los diferentes niveles de la educación, debido al éxodo de profesionales de la educación hacia el exterior ante los bajos sueldos.

“Cuando en enero hablábamos de que los pupitres estaban fríos por la falta de estudiantes, ahora son los pizarrones que van a estar congelados por la ausencia de docentes, y esa situación acrecienta más la dificultad para poder arrancar con una calidad educativa sin desmejorarla”, declaró para Unión Radio.

Desosiego en alumnos y representantes

Por otra parte, el presidente de la Asamblea de Educación, profesor Tulio Ramírez, indicó que lamenta la situación de incertidumbre que atraviesa el sector educativo, en el que a pocas semanas de comenzar las clases, no se sabe cuántas escuelas abrirán, cuál será el costo de la  matrícula, cuántos profesores se quedarán y a cómo habrá que pagar los uniformes y útiles escolares;  “esto genera mucho desasosiego en la familia venezolana”.

Alertó que ahora Aristóbulo Istúriz es el nuevo ministro de educación quien, y vendrá a reforzar la política en materia educativa del gobierno regida por tres objetivos: la ideologización a través de los intentos de implantar nuevos currículos;  colocar la escuela pública como cabeza para que intervengan los consejos comunales en la vida diaria escolar y la asfixia a la educación privada,”esa política ha sido el hilo conductor de 10 ministros en estos 20 años”.

Advirtió Ramírez que difícilmente todas las escuelas que estuvieron abiertas hasta julio pasado vuelvan a abrir en septiembre.

Otro de los aspectos álgidos son los uniformes escolares, los cuales han incrementado sus precios en un promedio de 100% respecto a días pasados.

Cifras de Efecto Cocuyo arrojan que las franelas chemises aumentaron un 100% respecto al mes pasado. Para julio se conseguían en los  mercados municipales en 100 bolívares soberano para el 31 de agosto, las más económicas estaban en 200 bolívares soberanos y si se equipara con dos meses atrás, el precio se elevó 300%.

Muchos compradores han tenido que optar por comprar piezas de otra calidad, debido al costo a que muchos talleres de costura han cerrado.

Referente a l estado de las ventas, los comerciantes afirman que han estado “regulares” y los padres vienen “graneados”. Antes se llevaban cuatro camisas para la semana, ahora compran dos. El sector está contraído y la capacidad de compra también se ha reducido considerablemente.