Obispos venezolanos inician visita Ad Limina

Esta celebración la dirigió el Monseñor José Luis Azuaje, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana junto con los concelebrantes Monseñor Mario Moronta y el Cardenal Baltazar Porras
Esta celebración la dirigió el Monseñor José Luis Azuaje, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana junto con los concelebrantes Monseñor Mario Moronta y el Cardenal Baltazar Porras

CARACAS – Este jueves, los obispos venezolanos iniciaron la visita Ad Limina Apostolorum, a través de una Eucaristía realizada en la tumba del Apóstol Pedro en el Vaticano.

Esta celebración la dirigió el Monseñor José Luis Azuaje, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana junto con los concelebrantes Monseñor Mario Moronta y el Cardenal Baltazar Porras.

Más de 40 obispos de distintos países estuvieron en esta Eucaristía que tenía el propósito de realizar una plegaria por Venezuela.

Azuaje, durante la homilía dijo:

“Se hace más vigente la petición de Pedro de pastorear libremente con sinceridad y testimonio de vida el rebaño por Dios encomendado a cada uno de nosotros. El servicio es a la gente, ella es la dueña de nuestras horas, de nuestros afanes en las diversas comunidades”.

De acuerdo con Azuaje, la visita Ad Limina para él es una oportunidad para “contemplar el misterio de las definiciones de las diversas responsabilidades que se asume en la Iglesia con entrega”.

Añadió que para su grupo, Venezuela significa ser testigo de la verdad y del amor, que se debe proclamar la libertad y la dignidad humana como centro de la vida de un pueblo.

“En nuestro país se debe de trabajar por la humanización y el respeto de los derechos humanos.Nos tocará una mayor cuota de sufrimiento e incomprensiones, calumnias y peligros” puntualizó el presidente del CEV.

Al culminar esta eucaristía el grupo de obispos se dirigiría a la Congregación para la Educación Católica y después al Instituto para las obras de la Religión (IOR).