Senador Corker visita Venezuela a título personal

El diplomático norteamericano dejó claro que no busca promover ningún diálogo ni acercamiento entre el gobierno y la oposición venezolana. Más si considera que Estados Unidos podría ayudar para que Venezuela continúe por este camino tan incierto.
El diplomático norteamericano dejó claro que no busca promover ningún diálogo ni acercamiento entre el gobierno y la oposición venezolana. Más si considera que Estados Unidos podría ayudar para que Venezuela continúe por este camino tan incierto.

CARACAS – Bob Corker, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos, se reunió en Venezuela con diferentes  sectores de la sociedad civil, para escuchar las propuestas y testimonios sobre la crisis que atraviesa la nación.

El vocero norteamericano visitó Venezuela a título personal, debido a su preocupación por la crisis humanitaria que padece el país suramericano, así como por el éxodo migratorio sin precedente.

Corker, miembro del partido Republicano del presidente Donald Trump, explicó que en Washington existe preocupación por estos dos temas, además de discutir una salida a la crisis venezolana, sin que involucre la intervención militar, citó Efecto Cocuyo.

En tal sentido, dejó por sentado, que no busca promover ningún diálogo ni acercamiento entre el gobierno y la oposición venezolana.

Para conocer la situación nacional desde el punto de vista oficialista, el senador se reunió ayer con el presidente Nicolás Maduro; la vicepresidenta  Delcy Rodríguez; la primera dama Cilia Flores y el gobernador de Carabobo, Rafael Lacava, entre otros funcionarios del Gobierno.

Afirmó que reconocen que las sanciones impuestas por su gobierno al Ejecutivo venezolano han significado una dificultad para las transacciones financieras.

Escuchar a la sociedad

Por otra parte y según informó Carlos Raúl Hernández, exasesor de campaña de Henri Falcón, el político estadounidense está dispuesto a cooperar con la dirigencia venezolana para alcanzar un acuerdo en el que la sociedad obtenga grandes beneficios.

Rratificó que el senador planteó su interés en oír la opinión de los diversos grupos de la sociedad venezolana, de los partidos, periodistas, analistas políticos de la sociedad civil para hacerse una idea renovada de lo que está ocurriendo en el país y ver de qué manera Estados Unidos podría ayudar a que la situación venezolana no siga por este camino tan incierto, reseñó Unión Radio.

Igualmente, se supo que el delegado norteamericano tiene previsto sostener diversos encuentros con personalidades políticas, entre ellos el Grupo de Boston, creado en el año 2002 por la Asamblea Nacional y el apoyo de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Por su parte los partidos opuestos al régimen, Primero Justicia, Voluntad Popular y La Causa R, expresaron su preocupación por la visita de Corker, aunque avalaron la iniciativa de que viniera a constatar directamente la situación.

Sin embargo decidieron no participar en ninguna actividad de medicación ni en el Grupo de Boston, porque mientras existan presos políticos, perseguidos y exiliados, el venir a Venezuela puede servir para “legitimar” a Maduro tanto en el país como en el exterior.