Cavenit cerró 2018 con un balance satisfactorio y proyectos en puerta

Aunque 2018 no fue un año fácil, Cavenit logró cumplir sus objetivos y realizar diversas actividades que favorecieron a la comunidad italo venezolana, una de ellas el seminario que preparó a un grupo de afiliados para iniciarse en el proceso de exportación, cuyas herramientas los ayudarán a incursionar los mercados foráneos.
Aunque 2018 no fue un año fácil, Cavenit logró cumplir sus objetivos y realizar diversas actividades que favorecieron a la comunidad italo venezolana, una de ellas el seminario que preparó a un grupo de afiliados para iniciarse en el proceso de exportación, cuyas herramientas los ayudarán a incursionar los mercados foráneos.

CARACAS – A pesar de la complejidad del mercado venezolano, el balance anual de la Cámara de Comercio Venezolano Italiana (Cavenit), ha sido satisfactorio, afirmó su presidente, Alfredo D´Ambrosio.

Indicó que desde hace algunos años trabajan para dar un apoyo a los socios a cómo enfrentar la situación que vive el país y estar listos para cuando Venezuela se recupere.

Para ello han dado empuje a las actividades de exportación, y suscribieron una alianza con una firma que asesora y prepara empresas para estar aptas para los procesos de exportación.

Sobre este tema, el presidente de Cavenit comentó acerca de los talleres y el seminario para la formación de empresas, el cual luego de 3 meses, logró su primera cohorte, donde un grupo de 8 compañías se prepararon para consolidar sus ventas en el exterior y algunos ya se iniciaron en el comercio internacional.

Manifestó que la actividad ha tenido mucho éxito y a finales de enero arrancará el segundo grupo y comenzarán además los talleres en las distintas seccionales de la cámara.

Cacao como bandera

Otro aspecto durante 2018 fue el proyecto social y el inicio de las actividades con la Unión Europea a través el programa Venezuela tierra de Cacao, actividad que se emprendió en 2016 y este año se planteó el trabajo conjunto con Cavenit y Fedeuropa.

Explicó que se trata de un proyecto para desarrollar al sector cacaotero nacional, para lo que se han hecho un acuerdo con la ONG Trabajo y Persona y con la Cámara Francesa, con el propósito de contribuir con la formación de mujeres en situación de pobreza.

“El plan dura 3 años y nos hemos centrado en seis regiones del territorio donde tenemos unos aliados para poder instalar las maquinarias (también italianas) y resguardarlas, además de hacer los centro de formación, en algunos casos contamos con Fe y Alegría y en otros con Fundación Bigott o Fundación Santa Teresa, por mencionar sólo algunos”, indicó D´Ambrosio.

El proyecto aspira llegar a 9 mil personas, entre quienes se forman y las relacionadas con ellos. Son 600 mujeres básicamente, a quienes se les dará formación no solamente para transformar el cacao, sino que también pueden hacer chocolates, bombones e incluso tortas de chocolates.

Comentó que en el último grupo habían señores que ya hacían tortas y se les enseñó a cómo convertirse en empresarias y actualmente están en una etapa del proceso que busca concretar el apoyo de bancos para obtener los microcréditos.

Las zonas elegidas para el programa son Mérida, Lara, Aragua, Carabobo, Distrito Capital y Sucre y  hasta ahora lo más difícil ha sido el tema de los profesores, la inflación y la movilización, lo cual ha obligado a reprogramar algunas actividades.

Made in Italy

Referente a los talleres, el vocero institucional hizo mención las tradicionales catas y degustaciones en diversas ciudades, las cuales sirven para afianzar el proyecto de chocolates y el de licores italianos, que sirven para promover el “Made in Italy”, que forma parte de los objetivos de Cavenit.

Explicó que también emprendieron un tour de cata de heladerías artesanales en 6 ciudades, luego de la creación de la Asociación de Heladeros Artesanales en Venezuela, lo cual ha sido apoyado por las empresas que venden maquinarias italianas y mandan formadores desde Italia para hacer cursos de formadores de ”gelatieri “.

Esta actividad será retomada con mucha fuerza en 2019 ya que muchas personas están interesadas en aprender las técnicas artesanales con la utilización de productos naturales y ciertas frutas autóctonas, como ya está haciendo algunos de los emprendedores, quienes al trabajar con frutos del Amazona, buscan un punto de encuentro entre las dos nacionalidades.

Otra actividad pionera fue la celebrada en diciembre del año pasado en Valencia, cuando se llevó a cabo la quinta edición de Choco Venezuela, a la que asistieron más de 10 mil personas en apenas tres días y donde participaron cerca de 80 chocolateros.

En general todas las actividades han resultado interesantes y han dado base para promover las relaciones comerciales y establecer lazos a través de los distintos actores de la cadena comercial.

Cibo italiano

En cuanto a los resultados de la Semana de la Cocina Italiana que se celebró en Caracas, D´Ambrosio indicó que fue una actividad positiva que superó las expectativas, y a pesar que el Hatillo es una zona de la capital algo lejana y que tiene pocos visitantes últimamente, con el evento hubo una buena afluencia de personas que colmaron la plaza en el día y en la noche durante los tres días que duró la actividad.

Asimismo, los restaurantes italianos del pueblo que se sumaron a la actividad manifestaron estar contentos, al igual que los diversos negocios que reconocieron el incremento de sus ventas no sólo en el área gastronómica.

Referente al año próximo, el presidente de Cavenit manifestó que esperan poder repetir la semana gastronómica nuevamente en el Hatillo, pero con más actividades y quizá traer actividades culturales y representantes italianos, porque la idea es dar la sensación de actividad popular, ya que eso es parte de la cocina italiana, “queremos reconstruir la idea de un pueblo italiano, donde la gente coma, oiga música y se hagan grupos de tertulias”.

Radiografía del sector

Cavenit realizó una encuesta entre sus socios para evaluar cómo se encuentra el sector que agrupa, cuyos resultados reflejan los siguiente: 91,5% de las empresas afiliadas se encuentran operativas y de ellas 36% trabajan entre 20 y 40% de su capacidad; 29,1% lo hacen de 20 a 40% de su capacidad; 14% está entre 60 y 80% de su capacidad; 12% opera de 40 a 60% de su capacidad y sólo 8,1% lo hace entre 80 y 100% de su capacidad.

El 57% del sector indica que para finales de 2018 la situación es regular; 18,6% dice que está mal y 15,1% afirma estar bien.

Referente al número de trabajadores, 57% indica que ha disminuido su nómica y 38,4% la mantiene igual. Asimismo, 75,6% señala que no están en capacidad de asumir el salario de los trabajadores y el 24,4% si puede costearlo.

Del total de los encuestados, 52,4% de las empresas afirman recibir el subsidio de diferencial salarial por parte del Ejecutivo, mientras que 44,2% advierten que no pueden asumir los próximos aumentos salariales, a diferencia de 55,8% que notificaron que si podrán.

Por otra parte, 91,9% revelaron que no están exportando actualmente; 69,8% si desean incursionar o expandirse en el campo de las exportaciones y 61,6% manifestó el deseo de recibir ayuda y asesoría para la actividad exportadora.

Por último, la muestra explorada reveló que 40% de los afiliados corresponden al sector de servicios; 30,2% al negocio comercial y 29,1% al área industrial.

Planes 2019

Referente a los planes para el año entrante, dijo que está el proyecto de Venezuela tierra de Cacao, el cual comprenderá degustaciones y muestras de productos elaborados; además de algunas actividades para de seguir promoviendo productos italianos mediante eventos puntuales.

En paralelo seguirán organizando talleres para ayudar a empresas que tiene productos competitivos que pueden resultar atractivos y rentables para las pymes italianas, y así continuar con el intercambio.

Hasta ahora los ítems de interés son carbón vegetal, granitos, carbón mineral y frutas como mango, parchitas y limones, pues son productos que allá se cotizan alto, por ello la clasificación y consolidación de la infraestructura para tratar de ayudarlo a exportar.

Otra de las tareas pendiente es la apertura de 3 seccionales de Cavenit en San Cristóbal, Puerto la Cruz y Barinas, porque en esas regiones hay comunidades italo-venezolanas fuertes, no obstante debemos primero responder a una normativa del Ministerio de Desarrollo Económico de Italia, por lo que hay que cumplir tramites y tener personal operativo y administrativo adecuado para atenderlo, porque hay que reportar cada actividad a Italia.

D´Ambrosio culminó afirmando que en términos generales la cámara se ha mantenido, y ha cumplido sus objetivos, menos el de promover las exportaciones porque eso está complicado en la actualidad, sin embargo, las demás actividades se han realizado y cada día se observa más interés de los afiliados en acercarse y participar en las actividades que propone la institución.

Letizia Buttarello