Hiperinflación en Venezuela cerró 2018 en 1.698.488%

La inflación de diciembre fue de 141,75%, menor a la de octubre y noviembre, por lo que hubo una leve desaceleración, a pesar que los precios igualmente se duplicaron cada mes. El incremento diario de los productos y servicio en Venezuela se ubica en 3%.
La inflación de diciembre fue de 141,75%, menor a la de octubre y noviembre, por lo que hubo una leve desaceleración, a pesar que los precios igualmente se duplicaron cada mes. El incremento diario de los productos y servicio en Venezuela se ubica en 3%.

CARACAS – Rafael Guzmán,  presidente de la Comisión de Finanzas de la Asambleas Nacional anunció que al cierre de 2018, la inflación en Venezuela superó el 1.698.488%, lo que significa que los precios de los productos aumentaron a un promedio de 3% diariamente.

Con 14 meses de una hiperinflación histórica la cual ha generado un deterioro total en la calidad de vida y poder adquisitivo del pueblo venezolano, la causa de dicha crisis se debe a la monetización del déficit fiscal que el Ejecutivo realiza a través del Banco Central de Venezuela (BCV) y que ha generado falta divisas,  a lo que se suma la caída en la producción nacional de petróleo.

En comparación con los meses anteriores, la inflación en diciembre se situó en 141,75%, algo por debajo a los datos de octubre y noviembre, eso no significa que la inflación bajó, sino que hubo una desaceleración de dicha inflación, porque igualmente los precios siguen duplicándose cada mes.

El parlamentario aclaró que la inflación no bajó y que la hiperinflación es un aumento acelerado de los precios. “Que sea de 142% o 141% mensual no quiere decir que bajó, sino que empeoró en solo un mes”, precisó.

Por su parte, el diputado José Guerra señaló que mensualmente miden el índice de precios de alimentos y un equipo de voluntarios revisa su evolución, por ello las cifras del parlamento se asemejan a las del Fondo Monetario Internacional (FMI) para el cierre de 2018.

Aunque el FMI había pronosticado para finales de 2018 una inflación en Venezuela de 1.370.000%, el monto resultó bajo frente al presentado por la Asamblea, sin embargo las proyecciones del organismo siguen alarmando, pues avizoran 10.000.000% para finales de 2019.

Dolarización del consumo

Otra de las consecuencias de la inflación es el incremento de operaciones con divisas, lo que ha hecho que comercios y usuarios migren hacia ese mecanismo de pago para preservar sus ahorros.

Para Guzmán existe una dolarización del consumo, lo que acentúa la diferencia entre los venezolanos, pues existen lo que perciben ingresos en divisas y los que no, resultando éstos últimos las más afectados por la hiperinflación.

Referente a la normativa que obliga el pago de tributos en divisas a quienes se transen con estas monedas en el país, el diputado señala que la gente no documentará dichas transacciones por temor a persecuciones por parte del gobierno.