UE y sus Estados miembro no acompañarán a Maduro en su juramentación

El grupo de naciones europeas no reconoce los resultados que llevan a Maduro nuevamente a la presidencia y piden nuevas elecciones, respeto a la AN, que se cumpla el Estado de derecho y que liberen a los presos políticos de Venezuela.
El grupo de naciones europeas no reconoce los resultados que llevan a Maduro nuevamente a la presidencia y piden nuevas elecciones, respeto a la AN, que se cumpla el Estado de derecho y que liberen a los presos políticos de Venezuela.

CARACAS – La Unión Europea (UE) y sus Estados miembro no asistirán a la investidura de Nicolás Maduro para su segundo mandato como presidente de Venezuela, por considerar que las elecciones presidenciales de mayo pasado no fueron justas.

La vocera Maja Kocijancic, anunció que la Comisión Europea no estará presente este 10 de enero en el acto previsto y ratificó que “hemos dejado muy claro que las elecciones presidenciales no fueron libres ni justas “.

Kocijancic lamentó la situación “a pesar de todos los llamados de la comunidad internacional, incluyendo de la Unión Europea, para que haya nuevas elecciones en conformidad con los estándares internacionales”.

“La UE continuará, sin embargo, su compromiso diplomático y político en apoyo de una solución política pacífica y democrática a la crisis en Venezuela, manteniendo abiertos los canales de comunicación con todos los socios relevantes”, afirmó.

Informó que se espera una reacción en nombre de la UE sobre la investidura de Maduro, pues en la reunión del 10 de diciembre, los ministros comunitarios de Exteriores trataron acerca de la posición que adoptarían de cara al segundo mandato de Maduro.

Por su parte, Federica Mogherini, alta representante de la UE para la Política Exterior, comentó que, llegado el momento de la investidura, la UE expresaría su postura “muy claramente y de forma común”.

Igualmente, en la reunión del pasado diciembre, los ministros europeos estuvieron perfilando un “grupo de contacto” que, compuesto por países comunitarios y latinoamericanos, buscará “facilitar” el diálogo en la crisis política venezolana.

Kocijancik recordó que la UE pide además de nuevas elecciones, respeto por la Asamblea Nacional, libertad para todos los presos políticos y cumplir con el Estado de derecho, los derechos humanos y las libertades fundamentales.