España, refugio de chavistas para lavar dinero

CARACAS- Diputados de la Asamblea Nacional  denunciaron ante la Fiscalía española a varios excargos del gobierno de Hugo Chávez y Maduro y a empresarios beneficiados de contratos de su Ejecutivo por blanquear en España dinero procedente de la corrupción en Venezuela.

Los diputados Conrado Pérez, Richard Eloy Arteaga, Luis Eduardo Parra, José Luis Pirela, Adolfo Ramón Superlano, Jose Dionisio Brito y Chaim Jose Bucaran presentaron tres escritos dirigidos a la Fiscalía Anticorrupción española, denunciando este blanqueo por parte de ciudadanos venezolanos residentes en España y en otros países.

Uno de los documentos es una denuncia dirigida contra cinco personas, entre ellos Raúl Gorrín, dueño del canal Globovisión, residente en Venezuela y buscado por la justicia de EEUU.

También contra el matrimonio formado por Claudia Patricia Díaz Guillén, que fue enfermera de Chávez y tesorera de la República, y Adrián José Velásquez, exguardaespaldas del fallecido presidente venezolano.

Estos dos últimos viven en España y fueron detenidos por orden de Venezuela, que pidió su entrega por haber sustraído fondos de las arcas del país. Aunque en un principio accedió, finalmente la Audiencia Nacional española denegó su extradición al considerar que sus derechos podrían ser vulnerados allí.

Los diputados afirman que estas personas robaron “cuantiosas cantidades de dinero público de la República de Venezuela, valiéndose de su posición privilegiada dentro del gobierno del ‘chavismo-madurismo’”, y luego las lavaron en España “haciendo uso del sistema financiero español”.

Parte del dinero circuló, según la denuncia, por bancos españoles como el Banco Santander y La Caixa.

El documento detalla que estas personas, se hicieron con el dinero público gracias a los llamados “bonos estructurados”, un producto financiero puesto en marcha por el gobierno de Chávez mediante la compra de bonos de deuda pública extranjera que supuestamente les permitieron especular con el sistema cambiario dólar-bolívar.

Durante el mandato de Chavez y mediante estos bonos, se creó un sistema cambiario que controlaban algunos de los denunciados donde presuntamente usaron empresas creadas “ad hoc”, algunas de ellas a nombre de personas fallecidas.

Los denunciantes aseguran que Gorrín fue partícipe de este sistema adquiriendo bonos del Tesoro del Reino Unido.

“Los papeles se emitían en libras esterlinas y ese dinero obtenido en moneda inglesa era vendido a los bancos suizos. Así los conspiradores obtenían los dólares necesarios para colocarlos en el mercado paralelo, el cual permitía ganancias extraordinarias gracias al arbitraje entre el precio oficial y el negro”, exponen.

En otros documentos presentados ante la Fiscalía ponen en su conocimiento hechos presuntamente delictivos relacionados con decenas de otros venezolanos, como Rafael Ramírez, expresidente de la petrolera estatal PDVSA y al que los diputados denunciaron ayer en Italia, donde reside.

Igualmente con el empresario Alejandro Betancourt, que vive entre España y Reino Unido, sobre este, el diputado Pirela explicó a los periodistas que es “accionista mayoritario de un grupo que se dedicó a contratos en el sector eléctrico en Venezuela”.