33,8% de los venezolanos esperanzados por el país

Venezolanos

CARACAS – El director de la encuestadora, Delphos,  Félix Seijas, indicó en el Foro Perspectivas Económicas, Políticas y Sociales de Venezuela para el Segundo semestre de 2019 que los sentimientos activadores de los venezolanos frente a la actual situación que atraviesa el país han aumentado considerblemente, mientas que los inhibidores han disminuido.

LO dijo cuando el Centro de Estudios Políticos y Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) informó sobre una encuesta que abordó las opiniones de los venezolanos.

Los esperanzados pasaron del 24,7% en noviembre a 33,8% en mayo y los molestos subieron del 21,7% al 23,8%.  Entre estos dos factores activadores hubo un incremento combinado al pasar de 46,5% a 57,6%. En contraste, los sentimientos inhibidores (tristes, deprimidos, desilusionados), bajaron en su conjunto del 43,6% al 36,5%.

El estudio de opinión muestra que de mantenerse la situación actual, 31,4% está dispuesto a seguir luchando sin correr muchos riesgos, 25,4% a hacerlo asumiendo riesgos y un 10,5% estaría proclive a armarse para luchar. Por otra parte, 21,7% optaría por quedarse tranquilo y adaptarse y 10,6% buscaría la manera de irse del país.

La encuesta del CEPyG Ucab-Delphos señaló que luchar asumiendo todos los riesgos aumenta a 39,4% entre los opositores que apoyan al liderazgo, y a 37% entre los opositores que no lo apoyan.

En la hipótesis de que Guaidó sea apresado, del total de los encuestados 25,1% se adaptaría, 22% lucharía corriendo todos los riesgos, 20,4 lo haría sin correr muchos riesgos, 16,9% emigraría y 15,3% se armaría para luchar.

Regionalización de la crisis

Por su parte, Phil Gunson, analista de Crisis Group, explicó que ya la crisis venezolana pasó a ser regional, especialmente por el  impacto de la emigración en América Latina.

“Incluso con repercusiones que van más allá, lo que ha activado  a actores de gran peso internacional como Estados Unidos, China, Rusia y Europa”, expresó.

Desde su perspectiva, la tendencia en la comunidad internacional es a generar las condiciones para que se produzca una negociación.

Según Gunson, se ha producido una brecha entre lo que sucede internacionalmente y lo que ocurre dentro del país.

“Todos los actores internos deben saber que es muy importante escuchar a la comunidad internacional”, puntualizó.