Ricardo Cusanno: “Quiero dejarle un mejor país a mis hijos”

CARACAS – El presidente  de Fedecámaras, Ricardo Cusanno, sigue los pasos de su padre, el empresario hotelero homónimo y también gremialista de larga trayectoria en el sector turístico.

Abogado con postgrado en Derecho Corporativo, Cusanno tomó la dirección del Hotel el Conde, propiedad de la familia, e incursionó en la actividad gremial del ramo hasta llegar a presidir el Consejo Superior de Turismo (CONSETURISMO) y finalmente convertirse en el presidente más joven del organismo cúpula empresarial.

Fue precisamente su progenitor, Don Ricardo Cusanno, quien arribó al país en 1957 desde su pueblo italiano de Corato, provincia de Bari, en la región de  Apulia, quien le enseñó y alentó a actuar con miras al bien común.

De hecho, tras graduarse en 1998, cuando tenía dos años con una empresa personal que “le iba bastante bien”, su papá le pide que trabaje en el sector público y le dijo: “Vamos a devolverle a Venezuela lo que Venezuela nos dio,  tú no tienes problemas económicos, tienes una empresa, me tienes a mí”’.

Mesonero y traductor

“Para mí fue una decisión bastante compleja, dejar de hacer lo que estaba haciendo, y de ganar lo que estaba ganando. Me voy al sector público, hice pasantías en el Incret, estuve 15 días porque gana Chávez y ya desde la transición a la presidencia  sacan a todo el mundo”, relata.

Al inicio de 1999, Cusanno  trabaja en el BCV durante siete meses en consultoría jurídica, con un contrato ad honorem y luego va a trabajar de manera formal a la Cancillería durante dos años. Después renuncia y se fue a vivir en Inglaterra.

“Estando allá se me ocurrió ir a la Embajada y logré una pasantía con el embajador Alfredo Toro Hardy, de día era diplomático pero como no tenía sueldo, trabajaba en las noches de mesonero, tester (probador) de videojuegos  y haciendo traducciones al italiano”, acota

Ya de regreso al país, el joven abogado decide no volver al sector público sino encaminarse hacia la actividad gremial.

Saldar Deudas

– ¿Porqué asumir este cargo en estos momentos de crisis?

-Más allá de que era la oportunidad de aspirar a Fedecámaras y terminar la carrera gremial, mas allá de eso, es un reto muy grande porque mi generación (76) fue muy alejada de la política. Creo que así como hay una deuda de la generación de nuestros  padres, pienso que nos va a tocar saldar una deuda con las generaciones que viene, para dejarle un mejor país.

– ¿Mejor cómo ?

– En términos de representatividad, de pensamiento, modelo a seguir, que no sea modelo rentista, sino de competitividad, estudio, excelencia y bueno esa son las grandes razones. Tengo 3 hijos pequeños y no me pienso irme de Venezuela, no por ahora. He vivido en el exterior, en Italia, en Inglaterra y no me quiero irme. Quiero que esto sea un mejor país.

 

Democracia y libre empresa

Cusanno rechaza que se plantee la confrontación o diferencias entre el empresariado y el gobierno en términos belicistas.

– Eso de guerra económica o ideológica no está en mis palabras. – dice aunque está consciente de la batalla de ideas que se desarrolla detrás de la crisis política y económica que vive el país.

-Si lees el Plan de la Patria, se narra que se debe minimizar la libre empresa, la libre iniciativa, para ser un Estado omnipotente, operador, un  Estado empresario, controlador, este es un modelo ideológico – apunta.

– ¿Cuál es la diferencia de valores entre la filosofía empresarial y la del gobierno?

-El gran interés del gobierno es poder  tener el control social sobre la vida de las personas y dándole, en lugar de generar oportunidades para que cada quien se desarrolle en base a su propio esfuerzo, condiciones mínimas, casi infrahumanas, de vida. El objetivo es que se adapten a eso sin necesidad de tener que hacer mucho esfuerzo y tronchando, trancando las perspectivas de vida, de evolución, de desarrollo, hasta de ambición de cada quien. Es una posición testaruda querer hacer a los venezolanos dependientes del sistema político.

– Usted ha hablado de darle prioridad en su gestión a proyectos educativos, ¿qué tienen previsto hacer?

-Partiendo de la premisa de que creemos en la libertad, hemos firmado convenios con la UCAB, la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios para desarrollar una cátedra en todas las carreras, sin importar si es economía o antropología, que desarrolle el tema de la democracia y la correlación que tiene la libre empresa, la libre iniciativa, en ella.

Según explicó el dirigente empresarial, los planes educativos y formativos buscan “mejorar la comprensión de la ciudadanía sobre temas económicos y formar mejor a los ciudadanos en competencias y habilidades asociadas a las actividades empresariales. En particular, educar sobre la importancia de las garantías y libertades económicas, lo que pasa por el reconocimiento de otras libertades”.

El dólar no tiene la culpa

– ¿Con qué empresariado se encuentra en Fedecámaras?

-La institución se encuentran con una membresía disminuida, con casi 60% menos del empresariado que existía en 1998, teníamos 620 mil empresas, hoy apenas llegamos a 250 mil, mal llegamos porque todas estamos trabajando al mínimo de nuestras capacidades – señala tras explicar que la situación actual es consecuencia del modelo rentista y populista de los primeros 40 años de la democracia, que “se deterioró y  exacerbó” con la V República:

– Este es un problema sistémico.

– ¿El dólar está afectando a la economía?

-El dólar no lo está afectando, el dólar se está adecuando a la realidad económica, los culpables son quienes dictan las políticas públicas, quienes detentan  los círculos de poder…. el proceso hiperinflacionario  hace que el bolívar pierda valor,

¿Qué problemas afectan a las empresas?

-El sistema, el entorno, los servicios y las condiciones transversales para que todo el desarrollo productivo  tenga éxito está deteriorado, lo que va desde formación de nuevo talento humano, la diáspora…una crisis de servicios públicos, electricidad, agua, vialidad, seguridad, ha hecho que el empresario tenga que asumir los costos de los servicios. El empresariado se consigue con muchas trabas para poder insertarse en mundo globalizado y se consigue además con un  nivel de desconfianza en el exterior, donde perdió su capacidad de crédito y si no tienes crédito nacional e internacional cómo te desarrollas?

– ¿ Qué se puede hacer en este contexto?

– Debemos apoyar a la poca empresa que continúa operando en nuestro país; además debemos incentivar, estimular y orientar a los jóvenes emprendedores para que su trabajo tenga visión local, producto local con posicionamiento global.

La locura de la dolarización

– ¿Hay que dolarizar la economía?

-Dolarizar ahorita sería una grandísima locura porque tú tienes una ley del trabajo que es regresiva, tú hoy pagas como empresario costos de lo que produjiste hace una semana, porque la ley es retroactiva al trabajador  y peor aún el consumidor paga por lo que se produjo hace una semana ….además este sistema está haciendo junto a la hiperinflación que el patrimonio de prestaciones sociales de los trabajadores se diluya en el tiempo. Entonces dolarizar, donde tiene un  trabajador desde 1997, que fue el corte de la ley de trabajo, y le estés pagando 1000 dólares, tienes que pagarle 5 días por mes hasta 1997, la mayoría de los empresarios va a tener que vender empresa para  poder culminar la relación laboral con su trabajador.

– Sin embargo, cada vez se comercia más en dólares….

-Sin duda están cohabitando, circulando, no solo el, dólar, sino el euro, el kripto, porque el bolívar perdió su valor. No hay nada más despreciable ahora que un bolívar, no lo quieres tener porque en la mano se te deprecia. El mercado está buscando soluciones y quienes están ejerciendo los símbolos del poder  han permitido que esto ocurra. Los países que han logrado dolarizar han saneado antes  la situación fiscal, la situación monetaria y cambiaria, o necesitan terminar de sanearlo y van a dolarización porque desconfían en poder ejercer las políticas monetarias y entonces se amarran a una moneda extranjera.

– ¿Es posible dolarizar los salarios ahora?

– Como dije, si pagas en dólares los salarios es porque la economía está toda en dólares. Depende de las políticas monetarias, fiscales y cambiarias. Para dolarizar necesitas tener  una macroeconomía estable. Es posible pagar salarios en dólares pero no con el actual régimen legal. Si se cambiaran las condiciones, la forma de regular la relación laboral para motivar a la inversión,  sin duda alguna, pensar en un  esquema de dolarización de salarios puede ser viable, pero tienes que definir si van a cohabitar divisas y bolívares o se va a dolarizar toda la economía.

Sin salida a la vista

El dirigente empresarial descarta que las mal llamadas remesas o el envío de divisas al país puedan reactivar a una economía que está contraída por los problemas de producción y deprimida por la baja demanda.

-Eso no va a reactivar la economía, está satisfaciendo necesidades de un grupo de población reducido, los bodegones son para el 1% de la población y ni siquiera; en líneas generales esto no va a incidir en absoluto.  Una reactivación no va a venir por allí, uno de los principales problemas de la economía es que no hay capacidad de consumo, porque el salario no tiene poder de compra.

– ¿Puede ser el turismo  un motor para la economía?

-En este momento no. En un cambio de condiciones el turismo puede ser el sector que mas rápidamente cree puestos de empleo sustentables, con menor inversión que el petróleo. A largo plazo puede ser una fuente importante de ingresos en divisas. Pero para eso hay que tener voluntad política, porque el éxito del turismo no depende exclusivamente de una política turística, dependen transversalmente de muchos factores que no están en control de la política turística. Por ejemplo, servicios, seguridad, formación de personal, vialidad, infraestructura, confianza de  inversiones, salud. Carecemos mucho de todo eso. Aunque el sector privado dispone de buenas estructuras y puede reactivare rápidamente con un cambio de modelo.

– ¿Se necesita un cambio de gobierno para tener una salida?

-Más que un cambio de gobierno,  de voluntad política, porque podemos tener  cambio de gobierno que siga queriendo manejar la chequera petrolera… Venezuela necesita una fuerte inversión extranjera, que va desde empresas extranjeras  viniendo pero sobretodo de créditos a empresarios aquí  que necesitan fortalecerse, alianza extranjeras de empresarios.. .y para que eso ocurra se necesitan tener dos cosas: un plan claro, de hacia adónde vas, con tiempos, temporalidades, con pasos y luego generar confianza para que llegue alguien y te preste el dinero o invierta en ti. Quienes hoy ostentan los símbolos del poder no generan esa confianza en los mercados internacionales.

Me quedo en Venezuela

Cusanno, cuya madre es de Churuguara, estado Falcón y su abuelo holandés de apellido Maduro, vive la dualidad de las nacionalidades.

– Estudié aquí pero viajo mucho a Italia – acota.

– ¿Se siente más venezolano o italiano?

-En este momento  más venezolano.  Estoy muy vinculado a Italia culturalmente hablando, en mi casa se oye música italiana, solo se ve fútbol italiano, mis hijos no lo hablan muy bien pero lo machucan. No creo, por lo menos a corto plazo que me vaya a vivir a Italia, tengo un  compromiso con Venezuela.

Roberto Romanelli