Casini: “Llevo en el corazón los problemas de Venezuela”

CARACAS – Una segunda jornada de encuentros con la colectividad de Caracas sostuvo este jueves el  Senador Pier Ferdinando Casini, quien llegó a  Venezuela esta semana para conversar con el gobierno y la oposición sobre una posible solución política al país y salir de esta situación con certezas.

La actividad se desarrolló en el Centro Italiano Venezolano (CIV) de la capital con la presencia del Encargado de Negocios de Ia Embajada de Italia, Placido Vigo, y el Cónsul General ,Enrico Mora, además de la participaron diversos representantes de la comunidad italiana organizada, quienes le hicieron planteamientos puntuales al Senador con el propósito de hacerlas llegar a las instancias de Italia correspondientes.

Casini quien manifestó estar feliz en Venezuela, y que estará en Maracaibo este viernes para encontrarse con sus connacionales del Estado Zulia, escuchó con atención las solicitudes y prometió llevarse todos los problemas también en el corazón, aunque reconoció que muchos de los aspectos son de carácter burocrático y no dependen de los legisladores.

Entre los temas planteados y prioritarios merecedores de atención, los asistentes se refirieron al retardo en el pago de las pensiones; escenario económico y costos de la vida; dificultades para la obtención de medicinas; situación del sector empresarial de la comunidad italiana; empresas expropiadas; nacionalidad de los jóvenes; dificultades y costos del estudio del idioma italiano; reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela; Requerimiento de asistencia para los necesitados y proyecto de un hospital para los italianos en el país.

El Presidente Ad Honorem de la Unión Interparlamentaria y político de gran trayectoria en Europa, destacó que escuchó los diferentes relatos expuesto, entre ellos el del presidente de Cavenit, Alfredo D’Ambrosio, quien planteó el problema del empresariado italiano en el Zulia y cómo pudiera el gobierno italiano en concertación con el venezolano, iniciar un proceso de reactivación de las pequeñas y medianas empresas expropiadas en el lago de Maracaibo.

Aseguró estar atento a las condiciones en que se encuentra el país, “porque si hubieran llegado hace 20 años, nadie le hubiera planteado el problema de la falta de medicinas y de vivir con 4 dólares al mes, porque era una nación que atraía la inmigración italiana, pero hoy lamentablemente, está devastado y se debe convivir no solo con la crisis económica, sino con el problema de la criminalidad que pone al ciudadano en una situación indefensa”.

“No es por casualidad que muchos jóvenes han emigrado de Venezuela porque son los más afectados, así como los ancianos, que habiendo hecho su vida en Venezuela, no tienen intención de ponerse en una cola e ir maleta en mano a dar vueltas por el mundo, porque aun cuando están mal en Venezuela, están aquí, es su país. Y esto es algo que parte el corazón”.

Agregó el Senador que su posición sobre la política venezolana es clarísima y la ha expuesto en el parlamento muchas veces, “su planteamiento sobre el reconocimiento de Guaidó y el de Cavenit tienen un punto en común, yo pedí el reconocimiento de Guaidó pero no ocurrió pero hoy estamos en un cul de sac (punto muerto) porque tenemos un presidente Guaidó que es reconocido por 50 estados pero todos saben que no gobierna en Venezuela, tenemos un  gobierno… no olviden que por este motivo es que el gobierno italiano no reconoce a Maduro”.

Ponerse de acuerdo

Casini advirtió que Venezuela no puede resignarse a ser la Somalia de Suramérica, donde no hay estabilidad ni un gobierno. “Ninguna persona responsable puede pensar que esto sea una solución, porque ustedes mismos no pueden vivir en la precariedad con que lo han hechos durante los últimos 3 ó 4 años”.

El parlamentario recordó que si bien todos los interlocutores hablan de elecciones, hay primero que definir cuáles elecciones, porque Maduro habla de las parlamentarias, mientras que Guaidó pide presidenciales, por lo tanto hay un problema común, que es ponerse de acuerdo sobre las elecciones porque cada quien piensa en elecciones distintas.

“La gente afuera no cree que en Venezuela la gente muere de hambre (…) porque era la quinta potencia mundial y hoy es un desastre social cultural civil, más profundo de lo que comprenda la gente”.

El dirigente político señaló que desde que ha venido a Venezuela, los problemas con el consulado siempre ha sido el orden del día, y afirmó haber dado todas batallas posibles para intervenir en los aportes financieros para embajadas, consulados y el plan extraordinario, pero la burocracia es muy sorda y la política a veces también, y las contradicciones de Venezuela repercuten sobre la política italiana que ya todos conocen.

Negociar es indispensable

En su opinión, hace falta una negociación para poder salir de esta situación, aunque no pueda determinarse quién y cómo lo hagan, pero tampoco el régimen puede pretender seguir adelante con el empobreciendo del país.

“Estamos en una situación con un marco geopolítico totalmente cambiable a nivel internacional, el caso de Venezuela se inserta en una especie de revolución mundial (…) por eso digo que la negociación es indispensable (…) entre el poder y la parte que ha tomado legítimamente el parlamento con elecciones (…) pero no veo otro camino” –destacó-.

“De animas bellas, de bellas intenciones está empedrado el camino del infierno. Si no nos ensuciamos las manos, los problemas de las pensiones, las medicinas, son problemas que ustedes padecen que deben resolverse y sobre los que estamos trabajando, y también hay connacionales presos, llevo en el corazón lo que ustedes me han dicho porque lo siento profundamente”.

“Hay que obrar como si todo dependiera de uno y rezar mucho porque todo depende de Dios”, concluyó el senador citando la frase de San Ignacio de Loyola.

Amor por  Venezuela

Pier Ferdinando Casisni afirmó a la Voce d´Italia no verse en papel de mediador, pues es amigo del pueblo venezolano y considera que hay que buscar una vía de salida ante la situación.

Reafirmó ser un simple parlamentario que ama su país Italia, sus connacionales que están en Venezuela, ama Venezuela y es una lástima verla en estas condiciones.

Referente a los principales obstáculos para la negociación política, insistió en que hay muchos, pero el principal es el “teórico acuerdo sobre las elecciones” y comprender de cuáles se habla.

“Estoy trabajando para lograr algunos objetivos que revisten especial preocupación para mi país Italia” puntualizó.

Letizia Buttarello y Roberto Romanelli