Adiós y gracias por tanto maestro Gasparini

CARACAS – Graziano Gasparini, uno de los más destacados arquitectos e historiadores ítalo venezolanos falleció este sábado 30 de noviembre a la edad de 95 años, luego de haber dedicado una vida a contribuir con la valoración de la arquitectura, el arte y el patrimonio de Venezuela, país que lo adoptó desde que llegó en 1948 a la edad de 24 años.

Gasparini, oriundo de Venezia, Italia, compartió sus conocimientos y dejó un invalorable legado a Venezuela, Latinoamérica y el mundo, a través de sus más de 50 libros publicados, restauración de innumerables bienes patrimoniales y cientos de edificaciones y obras construidas.

Durante su trayectoria profesional, hizo grandes aportes a la arquitectura colonial venezolana, además de ser uno de los pioneros en la construcción y diseño de muchas de las urbanizaciones de Caracas, en la que destacan edificaciones con una marcada influencia de estilo italiano.

Al poco tiempo de llegar al país y venir ya graduado y con experiencia laboral,  se integró al grupo de arquitectos y profesores de la Universidad Central de Venezuela, aunque aún no existía la Facultad de Arquitectura, entre quienes se encontraban Carlos Raúl Villanueva, Gustavo Wallis, Gustavo Guinand; Tomás Sanabria, Andrés Vegas, Martín Vegas y otros, y comenzó a dar clases de Historia de la Arquitectura colonial venezolana.

De esta manera, continuó con su vida de arquitecto ocupado e interesado mayormente en la parte de la historia y publicó en la década de los cincuenta, el  primero de sus muchos libros y el primero sobre Templos coloniales de Venezuela.

Pionero en la restauración

Graziano Gasparini  fue profesor y Doctor Honoris Causa de la Universidad Central de Venezuela y de la Universidad Nacional Experimental del Táchira, Premio Nacional de Arquitectura y Miembro Honorario de la Academia Nacional de Ingeniería y el Hábitat, además de haber recibido innumerables galardones nacionales y extranjeros y reconocido como excepcional , proyectista, restaurador, crítico de arte, experto en patrimonio, fotógrafo, pintor, escritor, y sobre todo un hombre de excelente calidad humana.

Uno de sus últimos trabajos fue la obra “Arquitectura y No” publicación con una aguda reflexión sobre la arquitectura producida y en producción escrita en 2016 cuando el maestro tenía 92 años, cuyos textos están llenos de sabiduría, críticas directas y excelentes ejemplos gráficos en respaldo de sus afirmaciones, que debería ser conocido por gobernantes y quienes tiene decisión sobre la ciudad y sus patrimonio, pero en especial sobre arquitectos e ingenieros.

Su muerte ocurrió este sábado 30 noviembre de 2019 en Caracas, ciudad que lo acogió y que también lo vio partir.

Desde La Voce d´Italia, extendemos nuestras sinceras condolencias, a familiares, amigos, colegas, connacionales y a toda la comunidad de arquitectos por la triste partida.