Lowcock: “Venezuela será prioridad para la ONU en 2020”

CARACAS – La Organización de las Naciones Unidas (ONU) anunció que en el año 2020 algunos de sus programas de ayuda se concentrarán en los venezolanos que estén fuera o dentro de su país.

Lo dijo el subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios y Ayuda de Emergencia, Mark Lowcock, quien presentó en Ginebra un listado con las necesidades prioritarias del mundo para financiar el próximo año.

“En Venezuela, la profunda crisis económica ha llevado a una reducción de los ingresos de muchas familias y a un fuerte deterioro de servicios como los sanitarios, lo que ha llevado a muchos venezolanos a dejar su país”, expresó. 

La ONU para lograr su iniciativa para Venezuela necesita 750 millones de dólares, cifra que sobrepasa el triple de lo que se solicitó este año. También, requiere de 1.350 millones para los migrantes que decidieron huir de su país por la grave crisis política, social y económica que los ha llevado a refugiarse en naciones vecinas.

Este año, Naciones Unidas logró recolectar 50 millones de dólares para ayudar a los venezolanos que todavía residen a su país. Esta cantidad de dinero, según Lowcock, ha ayudado para inmunizar a 8,5 millones de personas frente a enfermedades mortales, administrar antirretrovirales y asistir a afectados por malnutrición.

No obstante, reconoció que las actuales necesidades del pueblo venezolano superan los recursos económicos que maneja la ONU.

De acuerdo a los datos de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, ya que hasta los momentos sólo se obtuvieron un 25 por ciento de los fondos solicitados.

La oficina destaca también la importancia de financiar los planes de asistencia al éxodo venezolano (con más de 4,5 millones de personas que han salido del país desde 2014), ya que las naciones vecinas “aún dependen enormemente de la ayuda humanitaria de emergencia para atender necesidades básicas”.

La ONU busca atender a seis millones de venezolanos, 2,5 millones fuera y 3,5 millones dentro de su país, aunque admite que son cerca de 11 millones los que necesitarían ayuda humanitaria.