¿Para nuestro destino, por favor?… “Siga por ahií ¡Derechoo!” (II)

Foto di gruppo.
Foto di gruppo.

Nos habíamos quedado en la entrega anterior con la experiencia abrumadora del puesto de control, pero ya recompuestos emocionalmente y nuevamente “libres” llegamos a las 6:20 al hotel Luciano Junior donde nadie se había ido, donde todos nos esperaban para escucharnos y compartir el mensaje de Dante y de La Dante. Conmovidos por demás por esta demostración de cariño, nos entregamos, sin importar que no hubiésemos podido proyectar las imágenes que teníamos preparadas haciendo nuestro mejor esfuerzo para lograr impregnar a todos los presentes nuestra pasión por el “Sommo Poeta” y su sacro poema.

Un quorum multi-diverso que se acomunaba alrededor del autor de la Divina Comedia, desde jóvenes hasta abuelitos: niños de 7 años, como la hija de la escritora María Eugenia Nuñez quien junto a su joven hijo que la acompañaba también, al finalizar la charla nos manifestó su emoción y que estaba profundamente motivada a escribir un monólogo sobre el poeta; hasta personalidades que se acercaban a los 90 años, como los Caballeros de la república de Italia: Americo Sperduti y Armando Urbani, quien además ostenta el privilegio de ser el primer nombrado general honorario de los Bomberos de Venezuela, todos ellos convocados por radio, televisión y personalmente en un esfuerzo impresionante encabezados por los amigos Marco y la amiga Alfonsina, apoyados incondicionalmente por el Vicecónsul Giovanni y su secretario Pedro Poli junto con las grandes colaboradoras Mariella Tronchi y la abogado Adalgisa Mantova, quien manifestó su emoción por la experiencia vivida, con comentarios que, según nuestro amigo De Franceschi, jamás habían recibido en actividades previas, lo cual nos llena de infinita alegría por haber sido capaces de transmitir nuestros propios sentimientos a todos aquellos que esa noche asistieron. La colectividad italiana se hizo presente masivamente y familias enteras nos acompañaron: La familia Formica, la familia Cetrone, Bendetta Cracchiolo junto a su hija Enza Catalano, Franca Gaglio y la señora Leopardi, Luciano De Gregorio, incluso abuelitos que son asisitidos por el vice consulado no quisieron perderse la cita, y ante este deseo Marco no dudo en buscarlos en sus casas y devolverlos al final de la jornada como el señor Benito Armenegildo.

La colectividad organizada también estaba allí, empezando por la seccional local de CAVENIT representada por la señora Gelzia Muselli (y por supuesto nuestro amigo Pier Luigi y mi persona, ambos directivos de la seccional de Aragua y la junta directiva nacional respectivamente). Ella también lidera al grupo de los abruzeses de Monagas siguiendo el legado dejado por su padre quien llegó a ser presidente del ya no existente Centro Italo Venezolano de Maturín, cuyos terrenos fueron víctimas de invasiones descontroladas y que hicieron que estos se perdieran. Otro hecho lamentable que nos invita a reflexionar sobre nuestra historia reciente. Este evento fue documentado, incluso fotográficamente por nuestro gran amigo Carlos Caroli cuando era presidente del CIV de Carúpano y directivo nacional de FAIV (aprovechamos desde estas líneas para enviarle un fuerte y gran abrazo, trasmitiéndole toda nuestra buena vibra y energía para que se recupere y pueda regresar pronto al encomiable trabajo a favor de nuestra colectividad que desde siempre ha tenido este hombre que le hace honor a sus raíces Emiliano-Romañolas).

Los friulanos estaban numerosamente presentes, convocados por su representante principal, el amigo Marco, y es así que agradecimos a la familia Tomasetti, dueños de la sede donde nos encontrábamos y donde pernoctaríamos en la noche y que estaban representados por la tercera generación, los jóvenes Carlos González y Joseph Muciatti, y a este grupo del Friuli-Venezia-Giulia se le sumo el joven José Corraspe Burri.

La noble actividad de la docencia se encontraba dignamente representada en la sala, con el profesor jubilado de la UPEL-Maturín, el doctor Alberto Muñecas Vecchione, quien nos manifestó su satisfacción por lo escuchado esa noche. Profesor de pregrado y postgrado en las cátedras de historia, teoría y problemática de la educación y de la investigación, pero con estudios también en la especialidad de la comunicación social, nos declaró su aprecio al texto por nosotros elaborado y presentado, alabando la solución discursiva para un tema que, según su opinión personal, pareciera ser poco atractivo de entrada, aplaudiendo por demás lo que el definió como “el sabor del ají dulce criollo y único de nuestra tierra” que se degustaba oyendo la entrevista simulada entre el periodista Aldo y el alma del escritor Dante Alighieri. Para nosotros fue un verdadero honor compartir con el profesor Muñecas, ya que no solo conoció personalmente al más grande guitarrista venezolano Alirio Díaz (reseñado en nuestra charla) sino que creció junto al maestro durante su estancia en Barquisimeto y recuerda con orgullo haber sido uno de los pocos privilegiados que pudieron disfrutar y ser testigos de pequeños conciertos hogareños que realizaron Alirio Díaz y el maestro Rodrigo Riera (el Chueco), lo cual inevitablemente nos hizo rememorar el emotivo homenaje que llevamos a cabo el 19 de diciembre del año pasado en Maracay al maestro Efraín Silva.

Acompañando a la profesora Alfonsina Zapata, se encontraba la profesora María Lombardi, quien tuvo una participación por demás activa y que, sin duda alguna, representa un punto de referencia en la enseñanza del idioma italiano en la ciudad, al ser una de las pocas de esta capital que ha participado en las diversas jornadas de actualización que llevaba a cabo el Consulado de Italia en Venezuela, de hecho, manifestó su deseo de que se retomasen estas jornadas. Esto nos dio pie para conversar sobre la posibilidad cierta de que en el mediano plazo Maturín se convirtiera en el tercer centro de certificación PLIDA del país, luego de Maracay y Maracaibo, para ello estaremos motivando para que se realicen las gestiones necesarias y puedan hacer la solicitud directamente a Palazzo Firenze, en Roma, donde está la sede de la Sociedad Dante Alighieri en el mundo.

Al cierre, su padre Pietro Lombardi interviene para rescatar su origen lazial y con emoción recordamos la tierra del gran orador Cicerón, Arpino de donde es oriunda la presidente de la Casa de Italia de Maracay, nuestra gran amiga la ingeniero Mirna Casinelli y cuya hija, nuestra queridísima y gran colaboradora, Daniela Giona, fue el enlace para hacer realidad nuestra visita en el 2018 al Comité Dante de dicha localidad dirigido por el gran amigo, latinista y erudito profesor Enrico Quadrini, quien impulsó la traducción al italiano de nuestro libro: Viaje Onírico al Mundo de Dante realizado por los alumnos del Liceo Lingüístico “V. Gioberti” de Sora.

Eran las 21 horas cuando concluimos nuestra participación, pero aún quedaba noche por disfrutar, y es así que luego de acompañar a Marco a dejar a los amigos en sus respectivos hogares, fuimos a disfrutar de una merecida cena al restaurant Cerino’s, donde ya nos estaba esperando la profesora Alfonsina. Atendidos extraordinariamente nos dejamos llevar por platos de pasta y demás delicias, acompañados de un buen elixir de Baco, relajándonos dejando atrás todo lo malo. Durante la velada Marco nos comenta sobre el libro que está escribiendo sobre aquellos primeros italianos que a estas tierras llegaron, empezando por el oriundo de Lugo, el geógrafo Agustín Codazzi, para ello ha viajado innumerables veces a la población de Caripe donde ha entrevistado a numerosos residentes, ya que ese sitio fue un punto de llegada de los primeros venidos de la bota itálica. Recordamos entonces nuestro viaje realizado conjuntamente con el profesor Aquiles Ortiz Bravo en el 2016 a esa localidad que protege la gran cueva del Guácharo, y que aparece también reseñada en nuestro libro, comentando la dicha y el honor que tuvimos de presentar allí nuestra conferencia. Aprovechamos también la ocasión para hablar del pueblito que queda a mitad de camino y que lleva por nombre ¡Toscana!

La ocasión fue propicia para hablar de Santa Caterina de Siena, de la cual Marco es devoto y que en estos momentos está estudiando, nacida en pleno siglo XIV fue la promotora del regreso de la curia papal de Aviñón donde los reyes de Francia habían presionado para llevársela, a su sede natural en Roma, donde fue fundada por Pedro. Santa Caterina es la actual patrona de Italia, con lo cual cerramos la noche agradeciendo una vez más la hospitalidad y el cariño recibido. A pocos minutos de que sonaran las doce campanadas caímos extenuados en nuestras camas, poniendo la alarma porque a las cinco de la mañana del viernes 13 nos tocaba nuevamente viajar, pero esta vez al corazón de los llanos venezolanos, al estado Guárico.

A las seis de la mañana, con cierta ansia, pasamos la fatídica alcabala, esta vez sin ningún tipo de percance, y retomamos el discurso de la noche anterior y mi amigo Pier Luigi indica que cada uno de nosotros tiene un santo predilecto, el suyo es San Agustín y durante nuestro viaje repitió varias veces una de sus frases favoritas: “Ama y haz lo que quieras”. En cambio, yo me siento atraído por el mensaje que promulgaba el Patrono de Italia y de la Ecología, San Francisco de Asís, con eso en mente retomamos nuestra atención en el paisaje dejándonos deleitar por los matices que el cielo nos iba regalando mientras la hermana luna se despedía y al día le daba la bienvenida el hermano sol.

Recorridos unos 120 km, un tercio del viaje que nos separa de Valle de la Pascua, nos detuvimos a reponer gasolina y a comernos unas excelentes arepas de carretera junto con el infaltable café llanero que nos activó completamente y ya como nuevos nos dirigimos a la bifurcación donde tomamos rumbo sur, hacia la ciudad de El Tigre y en la intersección previa a la población de Anaco nos desviamos hacia el oeste.

Aquí encontramos una carretera algo descuidada y que empeoró en el tramo que sale desde la población de Aragua de Barcelona, y ya para las 11 y 30 de la mañana nos encontrábamos repostando combustible en la ciudad que en su fundación fue bautizada con el nombre de San Miguel de Tarragona, por su parecido con la ciudad hispana, para luego ser renombrada en honor al prócer Pedro Zaraza, también conocida como la Atenas de los llanos por la cantidad de personajes ilustres aquí bautizados.

Nuestro compañero de viaje no podía ocultar la emoción que tenía al acercarse a la población de Tucupido, equidistante a los dos principales centros urbanos de la troncal 13 de esta porción de los llanos. Más que justificado estaba ese nerviosismo ya que fue esa localidad que recibió a la familia de su mamá, la artista Franca Michelangelo, que con 7 años llegó junto con sus padres y su hermano Nevio en el año de 1955, escapando de la devastada Italia y aprovechando las oportunidades que en Venezuela se estaban abriendo en el campo petrolero. Pocos menos de un lustro permanecieron allí, pero suficientes para dejar una huella imborrable en su señora madre

Célebre lugar que ocupó las primeras planas de los medios de comunicación por el extraño acontecimiento ocurrido el 18 de julio de 1998, tal y como se reseña en la web, donde se comenta del objeto no identificado que supuestamente cayó en estos predios y que ameritó la presencia de especialistas enviados por la NASA y que dio origen incluso a un libro escrito por Joaquín Pereira y que lleva por nombre: Mi primer OVNI

Ya nos esperaba en el Centro Italo Venezolano de La Pascua, el director de Cultura Emiddio Sterlino, que al comentarle que estábamos dando una vuelta por Tucupido, nos responde con alegría que él mismo vivía allí. Es así que luego de recorrer y fotografiar la plaza y algunas de las calles de esta ciudad que ostenta una población cercana a los 55.000 habitantes y de ser testigos del como la tradición ganadera convive con las muestras de modernidad tomamos nuevamente la troncal 13 para finalmente llegar a la ciudad vallepascuense. Allí la tecnología nos falló haciendo que nos perdiésemos por uno de los tantos barrios lo cual nos obligó a invocar la ayuda de Mariella de Sanchetti, tesorera del Centro Italo quien nos orientó, pero nos aconsejó que nos olvidásemos del telefonito y que más bien le preguntásemos a un transeúnte del cómo llegar hasta allí. Es así que siguiendo el consejo de quienes más saben le preguntamos a Freddy Salvador Machuca Pérez, y a nuestra interpelación del cómo llegar al Centro Italo, su contestación fue clara y muy autóctona: “sigan por ahí, Por ahiiiii, deereeecho, de hecho yo voy por esos lados” y ante esa respuesta, decidimos invitarlo a que nos acompañase en el trayecto y mientras rodábamos le preguntamos cuantos años tenía y nos dijo 69. Resultó ser que la distancia que nos separaba de nuestro destino era de casi 6 kilómetros y al interpelarlo si caminaría todo ese trayecto nos respondió afirmativamente y que por eso se veía joven y saludable, mientras que nosotros nos veíamos viejos y gordos por estar siempre montados en un carro, que teníamos que venir a vivir una temporada a Valle de la Pascua para recuperar la salud. Dejamos a este hospitalario lugareño con un abrazo y nos apuramos a llegar a donde nos estaban esperando hace ya rato, eran las 13 horas cuando llegamos a las puertas del centro donde nos recibió toda la alta directiva del club quien se encontraba evaluando los últimos daños dejados por los amantes de lo ajeno, llevándose televisores, computadoras y bombas de agua dejando de rodillas la estructura y las finanzas de este emblemático Centro que visitamos en el 2011 cuando fuimos reelegidos para dirigir la Federación y donde recibimos tanto cariño de los anfitriones dirigidos en aquella oportunidad por nuestro gran amigo Giuseppe Tarantino, a quien agradecemos el habernos facilitado los contactos para hacer posible este encuentro.

Conversamos con el presidente Lope Cobeña, quien estaba acompañado del vice presidente Massimo Sanchetti y el director de Mantenimiento Gonzalo Melo, quienes manifestaban también su preocupación por los costos elevadísimos en los insumos necesarios para mantener en buenas condiciones las instalaciones como por ejemplo el cloro de la piscina, haciendo un llamado para que ese sueño tan buscado de generar comprar colectivas entre todos los centros se hiciera realidad y ayudar así a las finanzas tan maltratadas de estos nuestros centros. Con Emiddio conversamos sobre los cursos de italiano y la posibilidad de activar una academia quedando comprometidos con él en enviarle todo el material posible para comenzar a activar esta iniciativa. Emiddio es un joven de 31 años, ciclista, de origen Lucano y quien ama todo lo relacionado con lo italiano, de hecho, a nuestra despedida nos obsequió algunas de las excelencias eno-gastronómicas que han hecho de Italia la referencia culinaria en el mundo.

Fuimos agasajados con un exquisito almuerzo típico en el rancho de pedro, y donde realmente pudimos degustar los sabores que han hecho de estas tierras ganaderas punto de referencia gastronómico en el país. Con más ganas de seguir saboreando los placeres de la carne de res, porcina, del papelón con limón de la cachapa recién pilada más que de tomar rumbo oeste por carretera; tuvimos que vencer el instinto de quedarnos y despedirnos antes que la noche nos jugara una mala pasada en los últimos 300 km que nos restaban por recorrer hasta nuestra residencia en la Ciudad Jardín.

Nos despedimos con la promesa de volvernos a ver pronto y es así que nos fuimos deeereeechitoo hacia Chaguaramas, El Sombrero, Dos Caminos hasta llegar a la misma capital del estado: San Juan de los Morros, donde hace vida otro importante centro italo que solo pudimos verlo de pasada ya que eran casi las seis de la tarde y aun nos quedaban 100 km por recorrer pasando Villa de Cura, Cagua donde otro club italo lucha por mantenerse vigente hasta finalmente cuando el reloj marcaba las 19 horas con treinta y ya la noche caía sobre la Ciudad Jardín entramos a nuestro hogares agradeciendo a Dios habernos protegido y regresado sanos y salvos de este hermoso y apasionante periplo realizado por 6 estados y que representaron 18 horas de carretera dejándonos extenuados pero con la inmensa satisfacción de haber vivido momentos únicos e inolvidables.

Nos despedimos por este año deseando a tod@s una feliz Navidad y un próspero año 2020. AUGURI A TUTTI!!