Portugal utilizará medios diplomáticos para enfrentar suspensión de Tap en Venezuela

CARACAS – Este martes, el ministro de Relaciones Exteriores de Portugal, Augusto Santos Silva, reaccionó ante la suspensión por 90 días de las operaciones de la línea aérea, TAP, en Venezuela por parte del gobierno de Nicolás Maduro. Aseguró que esta medida no se considera como “aceptable”. Señaló que será la diplomacia como mecanismo para resolver esta problemática.

“No considero – expresó – aceptable (la suspensión), incluso porque no se hizo ninguna investigación, no fue presentada ninguna prueba que pudiese ser escrutada objetivamente, ni siquiera fue dado a la compañía aérea el derecho de presentar sus razones”.

El diplomático señaló que “no hay ninguna cosa que TAP haya hecho que justifique la suspensión”. Insistió que su país utilizará “todos los medios diplomáticos” a su alcance para abordar esta situación.

El portugués resaltó que esta situación afecta a los ciudadanos venezolanos y portugueses  que residen en el país sudamericano. Recordó que en el pasado las relaciones entre ambas naciones “fueron mejores”.

“La TAP es una de las pocas compañías aéreas internacionales que realiza vuelos regulares a Caracas. Suspender esos vuelos significa, una vez más, perjudicar a la población de Venezuela y perjudicar, específicamente, a la comunidad portuguesa en Venezuela”, puntualizó Santos.

De esta forma, Portugal responde a la administración oficialista tras abrir una investigación por supuestamente permitir el ingreso de explosivos en un vuelo de la aerolínea.

El gobierno resalta que TAP tuvo presuntos fallos en la seguridad del vuelo TP173 que arribó a Caracas desde Lisboa, la semana pasada. En el vuelo se encontraba el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó y su tío, Juan José Márquez.