Fiscalía de Madrid abrió diligencias por caso “Delcygate”

CARACAS – La Fiscalía Provincial de Madrid abrió diligencias tras serle remitida desde la Fiscalía General del Estado la primera denuncia presentada por el PP en relación con el encuentro que mantuvo el pasado 20 de enero en el Aeropuerto de Barajas el ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez.

Así lo reseña a Europa Press fuentes fiscales, que agregan que dichas diligencias, que no fueron más allá de una mera apertura de expediente, serán previsiblemente remitidas al juez que por turno corresponda este asunto en los juzgados ordinarios de Madrid después de que ayer el juzgado de instrucción número 7, en funciones de guardia, ordenara a Aena también a petición del PP que conserve las grabaciones con las imágenes del aeropuerto.

El tema, es que, una vez el asunto está judicializado, la ley prohíbe que la Fiscalía realice una investigación al respecto sobre los mismos hechos de forma paralela. Por ello, previsiblemente la Fiscalía de Madrid se inhibirá y remitirá sus actuaciones al juez al que corresponda ahora este asunto en reparto, según las mismas fuentes.

El caso “Delcygate” por la reunión de Ábalos con Rodríguez, que tiene prohibido por la UE por viajar al espacio Schengen, tiene ya varios frentes judiciales a raíz de diferentes denuncias presentadas por el PP, Vox y Cs, además del denominado Partido Laócrata.

Todos han presentado iniciativas en diferentes instancias el Tribunal Supremo, Fiscalía y los juzgados ordinarios de Madrid, aunque todas ellas se encuentran en estado muy inicial y sin que se haya abierto ninguna investigación formal por el momento.

Al departamento dirigido actualmente por el teniente fiscal del Tribunal Supremo Luis Navajas, en funciones tras el cese de María José Segarra, han llegado desde finales de enero denuncias tanto del PP como de Vox que instó también que se evitara el borrado de las cintas sin obtener respuesta a su demanda, también de Ciudadanos.