Gobierno español al tanto de la llegada de “Delcygate”

CARACAS – Las autoridades del aeropuerto internacional de Barajas en Madrid, España, habrían recibido un aviso del Gobierno español que la vicepresidenta de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, viajaría al país, 24 horas antes de su llegada.

De acuerdo a una publicación del diario El Mundo este jueves, el Ministerio de Interior de la administración encabezada por Pedro Sánchez habría tomado las medidas pertinentes para proteger al ministro de Fomento (Infraestructura), José Luis Ábalos, quien se reunió con la funcionaria venezolana pese a estar sancionada de pisar suelo europeo.

“(…) lo cierto es que la Policía ya conocía el viaje con más de 24 horas de antelación”, revela la publicación.

El medio español también destapa que el número tres del PSOE, no sólo acudió al aeropuerto a reunirse con la dirigente chavista y pidió que le “habilitara una zona preferencial” para su arribo.

Sin embargo, el Gobierno español defiende que no violó el régimen de sanciones de la UE, ya que Delcy Rodríguez no entró en territorio español, y que la presencia de su ministro Ábalos, quien conversó con la vicepresidenta venezolana, fue para evitar su ingreso en el bloque.

Por su parte, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, aseguró que corresponde a España investigar si la escala en un aeropuerto de Madrid de Rodriguez, violó el régimen de sanciones de la Unión Europea (UE).

Cada país “es responsable en todos los casos de la aplicación y verificación” en su suelo de las sanciones adoptadas por la UE, aseguró Borrell en la Eurocámara, precisando que corresponde a la nación afectada investigar una “posible violación”.

El Embajador venezolano designado por Juan Guaidó, Carlos Vecchio, dijo al ser preguntado si el caso Delcy es un ejemplo del efecto de las sanciones, respondió: “Sí, un ejemplo, la mejor publicidad que se le ha dado a las sanciones y que demuestra exactamente lo que hoy es Maduro, una persona tóxica para el mundo y particularmente para la región”

“Y es el aislamiento de repudio que se le da a quienes han sido violadores de los derechos humanos, torturadores, asesinos, que han encarcelado a gente simplemente por pensar distinto”, señaló.

“Este es el momento de que España aumente la presión, no de que la reduzca”, asegura a ABC.

El 20 de enero de este año, Delcy Rodríguez, sancionada con una congelación de activos y la prohibición de viajar a la UE, viajó a Madrid en la víspera de la visita de Juan Guaidó a España.