Bachelet solicita ajustar sanciones

CARACAS – La alta comisionada para Derechos Humanos de la ONU Michelle Bachelet solicitó este martes que se flexibilicen o se eliminen las sanciones económicas impuestas por EEUU a países como Irán, Venezuela, Cuba o Corea del Norte en este momento de emergencia sanitaria mundial.

“En este periodo crucial, tanto por razones de salud pública mundial como para apoyar los derechos y la vida de millones de personas en estos países, las sanciones sectoriales tienen que flexibilizarse o suspenderse. En este contexto de pandemia, dificultar los esfuerzos médicos en un país aumenta los riesgos para todos nosotros”, dijo a través de un comunicado.

Bachelet hizo referencia a Venezuela, Irán, Cuba, Corea del Norte y Myanmar:

“En la mayoría de estos países los sistemas sanitarios se encuentran en situación de debilidad o fragilidad. El progreso en la defensa de los derechos humanos es fundamental para mejorar esos sistemas, pero las medidas que obstaculizan la importación de suministros médicos esenciales, -entre otras el exceso de celo de los bancos en el cumplimiento de las sanciones-, causarán perjuicios duraderos a las comunidades más vulnerables”.

Hospitales sin recursos

Precisó Bachelet, que en Venezuela la mayoría de los hospitales, experimentan cortes irregulares de agua y electricidad, así como carencia de medicamentos, equipos, jabón y desinfectante.

“Aunque esta situación ya existía antes de las sanciones, la atenuación de estas permitiría una mayor asignación de recursos para tratar y prevenir la epidemia”, dijo.

La Alta comisionada señaló que “Es de especial importancia la protección de la salud de los propios trabajadores sanitarios y las autoridades nunca deberían sancionar a los profesionales de la medicina porque estos señalen las deficiencias de que adolece la respuesta a la crisis. Los médicos, el personal sanitario y todos los empleados de los servicios de salud se encuentran en la vanguardia de esta lucha y nos protegen a todos”.

Sin embargo, dijo que los países sancionados deben dar información precisa, aceptar las ofertas de asistencia humanitaria y “dar prioridad a las necesidades y los derechos de los sectores más vulnerables de la población. Además, deberían aprobar medidas que ofrezcan a las organizaciones nacionales e internacionales las garantías necesarias para realizar su labor humanitaria”.

Por su parte el canciller Jorge Arreaza afirmó que la solicitud de la Alta Comisionada de DDHH de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, de suspender las sanciones sectoriales “se suma al justo, humano y urgente clamor mundial”.

Izquierda de EEUU rechaza bloqueos

Varios funcionarios de la izquierda estadounidense han solicitado a su Gobierno que suspenda las sanciones económicas que, a su juicio, están contribuyendo al aumento de los decesos causados por la pandemia.

En Venezuela hay sólo 84 casos confirmados y ninguna muerte. “Pero su sistema de salud ya estaba en ruinas, como el resto de la economía, y el 70% de sus hospitales reportan que carecen de un suministro adecuado de electricidad y agua, por lo que incluso un pequeño brote de enfermedad puede causar grandes estragos”, señalaron.