EE.UU. acusa a Maduro, altos funcionarios y exministros de “narcoterrorismo”

CARACAS – El fiscal general de Estados Unidos, William Barr, informó que el presidente de la República, Nicolás Maduro, junto con 6 altos funcionarios venezolanos, 8 exfuncionarios y dos líderes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) fueron acusados de narcotráfico, corrupción y otros cargos penales.

El Fiscal indicó que durante más de 20 años, Maduro y varios de sus colegas con alto rango en el gobierno supuestamente conspiraron con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Los otros funcionarios venezolanos son: el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno; Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa; Tareck el Aissami, ministro de Industrias y Producción Nacional; Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Contituyente (ANC), el superintendente de Criptoactivos, Joselit Ramírez y el ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol.

Exministros también en la mira

“Estados Unidos no permitirá que estos funcionarios venezolanos corruptos utilicen el sistema bancario estadounidense para trasladar sus ganancias ilícitas desde Sudamérica ni promover sus esquemas criminales “, expresó Bars.

En la lista también figuran: Hugo Armando Carvajal Barrios, alias “El Pollo”, ex director de inteligencia militar; Clíver Antonio Alcalá Cordones, ex general de las fuerzas armadas venezolanas; Luis Motta Domínguez, ex ministro de Energía Eléctric; Nervis Villalobos, ex viceministro de Energía Eléctrica; Oscar Rafael Colmenarez Villalobos, ex oficial de la Fuerza Aérea Venezolana, Edylberto José Molina Molina , 57, ex Subdirector de la ONA

Los otros exrepresentantes venezolanos son: Vassyly Kotosky Villarroel Ramírez, alias “Mauro” y “Ángel” ex capitán de la Guardia Nacional venezolana, y Rafael Antonio Villasana Fernández , ex oficial de la Guardia Nacional de Venezuela. También, Luciano Marín Arango, alias “Iván Márquez”, miembro de la Secretaría de las FARC  y Seuxis Paucis Hernández Solarte, alias “Jesús Santrich”, miembro del Alto Mando Central de las FARC.

El Fiscal norteamericano explicó que el “alcance y la magnitud” del presunto narcotráfico fue posible porque Maduro y otros funcionarios del gobierno “corrompieron las instituciones de Venezuela y brindaron protección “política y militar a los narcotraficantes.

El funcionario insistió en que Maduro y los otros funcionarios tenían la “intención” de inundar los EE.UU. con cocaína para “socavar la salud y el bienestar de la nación”. Afirmó que la administración traicionó al pueblo venezolano y corrompieron las instituciones venezolanos “para llenarse los bolsillos con dinero del narcotráfico”.

DEA publicó oferta

La Administración para el Control de Drogas (DEA) de EE.UU ofreció a quienes colaboren con información que conduzca al arresto de Maduro 15 millones de dólares, mientras que para  Cabello, El Aissami, Carvajal y Alcalá Cordones ofreció una recompensa de 10 millones de dólares.

El administrador interino de la DEA, Uttam Dhillon, dijo que “las acciones de hoy envían un mensaje claro a los funcionarios corruptos en todas partes de que nadie está por encima de la ley o más allá del alcance de la policía estadounidense. El Departamento de Justicia y la Administración de Control de Drogas continuarán protegiendo al pueblo estadounidense de los traficantes de drogas despiadados, sin importar quiénes sean o dónde vivan “.