Ejecutivo analiza acceder a mercado privado de gasolina

CARACAS – El gobierno de Nicolás Maduro permitirá eventualmente, que concesionarios privados importen y despachen gasolina y otros productos, sin abandonar el control del Estado sobre el sector, a precios de mercado establecidos en dólares y pagar con tarjetas de crédito habilitadas.

La información fue publicada por Bloomberg, donde se reseña que habrá un “mercado privado” de combustibles, cuyo fin es eliminar el mercado negro, venta que se basa en el contrabando a precios dolarizados, superando los promedios internacionales.

De acuerdo al proyecto, Pdvsa facultaría a las compañías privadas, importar y distribuir combustible, evitando hipotéticamente las sanciones de Estados Unidos dirigidas a organismos estatales, según fuentes familiarizadas con el asunto. Este plan incluye un dilatado pospuesto aumento de precios.

Un recurso a corto plazo, para aminorar la escasez de combustible, son los cargueros iraníes con millones de barriles de gasolina que llegarán a Venezuela este fin de semana

Por su parte el  Ministerio de Relaciones Exteriores iraní advirtió, que cualquier intento de los EEUU para detenerlos se encontrará con “una respuesta rápida y decisiva”. La oposición venezolana, liderada por Juan Guaidó, dijo que no se debe permitir que los petroleros lleguen a puerto.

Iraníes reparan plantas

En Cardon y Amuay, refinerías de Pdvsa, técnicos especializados iraníes reparan las plantas inoperativas. En abril, más de una docena de vuelos desde Teherán transportaron a trabajadores junto con provisiones y repuestos al complejo de refinación de Paraguaná y se fueron (indica la nota de Bloomberg) con 9 toneladas de oro, alrededor de US$ 500 millones, como pago por las labores realizadas.

Un análisis del sistema en la venta y distribución de gasolina en Venezuela representaría el fin de los controles de precios, que ha hecho que los ciudadanos llenen sus tanques gratis. Esto significaría un cambio radical en la cultura nacional, cediendo el monopolio del estado sobre el activo principal del país. La estatal petrolera de esta forma recuperaría millones perdidos en subsidios.

En Venezuela el coronavirus ha cobrado pocas víctimas, aunque han ido en aumento los casos en los últimos días, y la razón principal por la que la población se queda en casa es la escasez de gasolina. A medida que flexibilicen las cuarentenas, el movimiento, la producción y recuperación de la nueva normalidad permanecerán paralizados sin combustible.

La escasez, especialmente en las zonas rurales, ha existido durante algunos años debido a la mala gestión de Pdvsa. Ahora ha llegado a la capital.

La Fanb vigila y controla las gasolineras, donde solo personal seleccionado, puede surtir de gasolina su transporte con  un suministro racionado de hasta 20 litros.

Luego de tener la gasolina más barata del mundo, los ciudadanos ahora pagan hasta 4 dólares por litro en el mercado negro.