Canasta alimentaria de mayo sobrepasó los Bs 37 millones

CARACAS – El Centro de Documentación y Análisis de los Trabajadores (Cenda) informó que el costo de la canasta alimentaria familiar del pasado mes de mayo se ubicó en Bs 37.646.884,49  con una variación intermensual de 29,9% lo que se traduce en 8.674.151,59.

El informe señala que  el incremento intermensual del costo de la canasta en mayo tuvo una disminución al compararse con abril cuando se ubicó en 51, 2% que equivale a Bs. 9.815.919,22.

Explica que en mayo fueron incrementando los alimentos básicos pero con un ritmo menor a comparación de otros meses. Señala que todos los rubros aumentaron y cambiaron de precios. Pero los productos que tuvieron mayor inflación fueron: las carnes, frutas, hortalizas, leche, quesos, huevos y los cereales.

Esos rubros tuvieron alzas de más de un millón de bolívares. Además, Cenda afirmó que la inflación en alimentos fue más alta que el alza que registró el dólar en el mercado paralelo.

Recordó que el salario mínimo se ubica en 400 mil bolívares sin el ticket de alimentación en el cual tiene un poder adquisitivo de 1,1% de la canasta alimentaria familiar.

Ante ese hecho, un trabajador necesita de un ingreso mínimo de 1.254.896 bolívares diarios para alimentar a su familia. Igualmente, el panorama no cambia mucho si se añade el ticket de alimentación y dos personas trabajando debido a que solo permite comprar la comida para 1,3 días al mes.

La institución resaltó que el salario mínimo tiene un déficit del 98,9% (Bs. 37.246.884,49) para poder adquirir la canasta alimentaria completa para el grupo familiar.

Se pierden alimentos

Por otro lado, se conoció que en Venezuela 60 mil toneladas de alimentos se pierden y no llegan a ser vendidos a la población debido a la falta de combustible para transportarlos y otros factores que afectan la productividad. Así lo informó la agencia de noticias, Bloomberg.

El medio de comunicación reseñó que de acuerdo a un estudio dirigido por la Sociedad Venezolana de Ingenieros Agrónomos y Afines y la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos señala que el 21% de los alimentos producidos en los primeros seis meses del año no se consumirán.

La nota de Bloomberg puntualizó que los procesos de cosecha y distribución se encuentran gravemente afectados por los problemas de acceso al combustible que se intensificó el pasado mes de marzo con la presencia del COVID-19 en Venezuela.