Celebrada misa por 101 años de muerte del beato José Gregorio Hernández

CARACAS – Este 29 de junio la Arquidiócesis de Caracas conmemoró los 101 años de la muerte del beato José Gregorio Hernández, cuyos restos descansan en la Iglesia de la Candelaria en la ciudad de Caracas

Con una emotiva Eucaristía, el cardenal Baltazar Porras hizo referencia a la necesidad de unión de todos los venezolanos y pidió por la salud de la población ante la coyuntura presentada por la pandemia del covid-19.

Recordó que el Dr. José Gregorio Hernández fue un laico nacido el 26 de octubre de 1864 en Isnotú, estado Trujillo, quien falleció el 29 de junio de 1919 en Caracas, tras ser arrollado por auto en la esquina de Amadores en La Pastora, cuando apenas tenía 54 años.

Porras aprovechó la ocasión para pedir también por el entendimiento entre líderes políticos y recordó que no se puede hacer nada si es un solo sector quien toma las decisiones, pues como ocurre dentro de una familia, todos los integrantes deben ponerse de acuerdo.

«Ni el gobierno, ni la oposición, ni un gremio y ni la iglesia tiene la solución. Tenemos que sentarnos entre todos, tenemos la necesidad de oírnos aquí hay mucho talento humano y la necesidad de hacerle el bien al país», afirmó el Arzobispo de Mérida.

Advirtió que ninguno de los sectores tiene el poder por separado para encontrar soluciones y pidió a cada quien reconocer y asumir la situación para logra la confianza de los venezolanos.

Casa en La Pastora

A propósito e conmemorase los cien años de su partida, el Frente en Defensa del Norte de Caracas pidieron este restaurar la casa donde vivió el Dr. José Gregorio Hernández en La Pastora, convertida en estacionamiento desde 2014.

El inmueble está ubicado entre las esquinas de Desbarrancados a San Andrés de la parroquia caraqueña de La Pastora, aunque de la edificación queda muy poco.

Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, dijo que desde hace 5 años los vecinos de esa parte de la ciudad han denunciado la  traición a la historia cometida y proponen crear una ruta histórica turística en homenaje al nuevo beato venezolano, en la que se puedan visitar sitios referenciales como son sus restos, conservados en la Iglesia de La Candelaria, la esquina donde fue atropellado y finalmente la casa donde vivió en la capital.

Agregó Rojas, también miembro de la Asamblea de Ciudadanos de Candelaria, que la esquina de Amadores, donde murió José Gregorio Hernández, se encuentra abandonada y sin identificaciones.

“Las placas colocadas esta deterioradas. No hay señalizaciones, además de las paredes rayadas y masiva presencia de trabajadores informales. Es inaudito que luego de su anhelada beatificación por parte de El Vaticano Funda Patrimonio y la propia alcaldesa Erika Farías no haya hecho un gesto al menos para restaurarla”, publicó Noticiero Digital.

Finalmente Jorge Camperos, representantes del Frente en Defensa del Norte de Caracas en la parroquia Altagracia, dijo que exigen a Funda Patrimonio el rescate este inmueble y que se construya una casa alegórica a la época, porque la vivienda original se derrumbó en el terremoto de 1967, pues confía que muchos ingenieros y arquitectos prestarían su apoyo para recuperar ese espacio y rendir homenaje al Siervo de Dios.