Franco comenta, Gabriele ilustra: Una Comedia inédita y única

Franco Nembrini, Alessandro D'Avenia, Carlo Carabba e Gabriele Dell'Otto.
Franco Nembrini, Alessandro D'Avenia, Carlo Carabba e Gabriele Dell'Otto.

di Mariano Palazzo

Franco Nembrini, nacido en el año de 1955 en la provincia de Bérgamo, se considera un “experto” de Dante en el sentido literal de la palabra: alguien que ha tenido experiencia[1], pero yo lo considero un dantista de toda la vida.

El médico y filósofo Carl Jung, una de las principales figuras intelectuales del pensamiento psicoanalítico del siglo XX, durante la famosa entrevista concedida a la BBC en 1959, a la pregunta que John Freeman le hizo sobre si recordaba el primer día que tomó conciencia de su individualidad, el psiquiatra suizo respondió que tenía once años y que fue un evento completamente inesperado y que sucedió mientras caminaba para ir a la escuela; durante ese viaje sintió que de pronto salía de una especie de neblina y sintió como en cierto momento emergía de una especie de letargo, y finalmente pudo para sí mismo decir: “Yo soy, yo soy lo que soy”[2].

A Franco Nembrini esta súbita conciencia le ocurrió también cuando tenía once años, tras una jornada de trabajo especialmente dura ya que, lamentablemente, su padre había enfermado de esclerosis múltiple y Franco, el cuarto de una familia de diez hijos, se vio obligado a trabajar desde muy temprana edad. Eran las diez de la noche de un día cualquiera mientras descargaba una camioneta llena de cajas de agua y vino.

En esas idas y venidas, subidas y bajadas por la empinada escalera que conducía al almacén, de repente se detuvo, agotado, y su mente comenzó a repetir unos versos que había aprendido en la escuela: Tú probarás cómo a salado sabe / el pan ajeno, cuán duro camino / es bajar y subir las gradas de otros[3]. Quedó literalmente atónito porque comprendió que un poeta medieval en un terceto escrito setecientos años antes estaba hablando de lo que le estaba sucediendo a él, un niño del siglo veinte. Entonces en ese momento Nembrini descubrió que estaba dentro de la Divina Comedia. En ese viaje al más allá estaba su historia. ¡hablaba de él!

El primer episodio del programa: “Nel Mezzo del Cammin[4], comenzó con una canción escrita en 1971 por los cantautores italianos Battisti y Mogol y que fue interpretada por primera vez por la mítica cantante Mina, pero que en la cita semanal del 2015, dirigida por Franco, fue interpretada por un jovencita: Teresa. Una melodía exquisita que nos envuelve y nos interesa de inmediato. Quizás fue precisamente esta sensación la que sintió Nembrini esa fría noche de 1966: “… mi mente vuelve, mi corazón casi se detiene y a mi alrededor el inmenso espacio que incluso para mí ya no tiene sentido … ya no hay vacilaciones para mí … quiero vivir para mí también, descubrir lo que hay …. “.

Llegamos al 2020 y entre el miércoles 07 y el jueves 08 de octubre tuve la oportunidad de entrevistarlo, vía WhatsApp, desde Maracay precisamente a él: Franco Nembrini que se encontraba en Italia. A través de una serie de conexiones que comenzaron con su esposa Grazia y luego pasaron a su asistente Jessica y terminaron en España con el profesor Isaac Francisco pudimos establecer un pequeño pero muy rico intercambio de información.

Todo esto en respuesta a una solicitud de la Embajada de Italia en Venezuela, a través de nuestra amiga Patricia Aloy, bajo sugerencia de Pietro De Martin, encargado de la redacción de El bolletino: Italia con te y que en este quinto número celebra la XX Semana de la lengua italiana en el mundo dedicada al italiano, entre palabra e imagen: grafiti, ilustraciones, cómics[5].

Franco Nembrini escribió, comentó, promovió, difundió, dio a conocer a través de cientos de conferencias, programas de radio, libros, viajes, DVD, redes sociales la obra de “El Dante”, enamorando e interesando a muchas pero muchísimas personas para que leyeran, estudiaran, siguieran al peregrino medieval no solo a través de una simple lectura, sino a seguirlo en su camino para descubrir el sentido de la vida, para valorarnos un poco más. Franco convencido asegura que Dante tiene una propuesta que hacerle a la vida de todo hombre, de todas las épocas que vale la pena conocer, con la cuál todo ser humano debe medirse y que no es más que la propuesta cristiana.

Desde aquella repentina toma de conciencia a los once años hasta el punto de inflexión decisivo en su aventura personal con Dante, pasaron treinta y cinco años, de hecho en el 2001, de forma completamente impredecible, recibió la reprimenda de uno de sus hijos que se quejaba de que, como profesor de literatura italiana, enseñaba Dante a muchos estudiantes y personas, pero nunca les dijo nada a ellos y así fue como el domingo siguiente Franco se sentó con sus hijos mayores y un par de amigos más a conversar sobre Dante. A partir de ese día, todos los domingos el número se duplicaba hasta alcanzar a más de doscientas personas. En un momento determinado una madre, intrigada e incrédula de que su hijo realmente fuera a una reunión sobre Dante se une al grupo, creando así un ciclo de reuniones bautizadas como “Dante para las amas de casa” y que culminó en la publicación de un libro: “A la búsqueda del yo perdido ”(Ediciones Itaca, 2003); Franco explica cómo, mientras tanto, una parte de esos doscientos chicos habían comenzado a estudiar literatura en la universidad, sin dejar de alimentar la pasión por Dante al punto de dar vida a la asociación Centocanti, una especie de Divina Comedia viva, donde el requisito sine qua non era aprenderse al menos un canto a memoria.

Es fácil comprender a estas alturas cómo los viajes comenzaron a multiplicarse, primero en Italia y luego en el exterior, invitado a hablar precisamente de su experiencia, y es así que finalmente llega el turno de Venezuela. Franco había planeado una gira por Latinoamérica, y luego de estar en Chile, Perú, Paraguay y Colombia: el lunes 03 de octubre de 2017 aterrizó en Maiquetía junto a Grazia, su esposa. Un tour sumamente exigente porque esa misma noche fuimos a Maracay para presentarnos en la Casa di Italia, por demás significativa fue la experiencia ya que entre el público asistente se encontraba una pequeña de once años que estaba entusiasmada con el encuentro y a quien Franco le regaló su libro: Dante. Una vida de amor y aventuras. Beatrice, los lobos y las estrellas (Piccola Casa Editrice, 2015), pensado justamente para niños de esa edad.

Luego del encuentro, fuimos a cenar e inmediatamente a dormir porque al día siguiente, temprano en la mañana regresamos a Caracas para presentarnos en la Universidad Central de Venezuela donde nos esperaba nuestra amiga Giovanna a quien dedicó su libro: En Camino con Dante (Garzanti Libri , 2017), para continuar con un almuerzo rápido ya que por la noche nos esperaban en el Instituto Cultural Italiano a cargo de la directora Erica Berra y con la presencia del Embajador Silvio Mignano que hoy se encuentra cumpliendo funciones en Berna pero que sigue promocionando las lecturae dantis en estos tiempos de pandemia a través de videoconferencias en la red social Facebook.

Al día siguiente Franco tenía su vuelo de regreso programado, pero antes lleva a cabo un encuentro en la Universidad Católica Andrés Bello, el último de los cuatro agendados en las cuarenta y ocho horas que duró su estadía en Venezuela. A la pregunta formulada durante la entrevista que le hizo la joven Andrea Marius[6] antes de regresar a Italia, sobre lo que le quedaba de esta experiencia, él responde sin dudar que lo más emotivo fue escuchar el testimonio de Diomara, una mujer muy humilde que luego de descubrir a Dante su vida cambió porque la Divina Comedia le sirve para enfrentar las incalculables dificultades que sufre hoy nuestro país, la Divina Comedia alimenta su alma y le permite avanzar en estos momentos tan oscuros y difíciles.

El encuentro con Nembrini desde el principio resultó ser algo extraordinario, de hecho, como recuerda nuestro querido amigo Alejandro Marius de la fundación Trabajo y Persona, lo increíble es que todo empezó con un chocolate[7].

Alejandro en mayo del 2016, junto a la Cámara de Comercio Ítalo-Venezolana[8], venía realizando una serie de visitas junto a la experta María Fernanda Di Giacobbe para promover el programa de emprendedores chocolateros y luego de Barquisimeto le tocó el turno a Maracay y quien escribe fue el encargado de recibirlos y fue precisamente durante ese almuerzo de trabajo cuando comenzó a materializarse el sueño de tener a Franco Nembrini en Venezuela.

La experiencia en nuestro país fue tan significativa y emotiva que si no hubiera sido por la pandemia, Franco habría regresado en octubre de este año para celebrar con nosotros la XX Semana de la lengua italiana, también porque en el año 2014 había conocido al caricaturista romano Gabriele Dell’Otto[9], nacido en 1973, y que es hoy en día considerado como uno de los ilustradores más famosos del mundo por sus portadas de superhéroes de la Marvel, y no solo ya que su talento también ha sido reconocido por el gigante estadounidense de dibujos animados DC Comics así como por varias otras editoriales (IPP, Egmont Eapa, MG Publicación).

Franco y Gabriele han emprendido un extraordinario y ambicioso proyecto sobre la obra de Dante y que en 2018 vio la luz el primer volumen: Infierno y este año, en mayo, finalmente salió la segunda parte: Purgatorio, ambos editados por la Mondadori, actualmente la editorial más prestigiosa de Italia, y ya está en preparación el tercer y último volumen: Paraíso.

El encuentro con Gabriele también tiene de extraordinario, un encuentro completamente casual, que se materializó al final de una presentación de Franco en una parroquia de Roma, Dell’Otto quien se acercó tímidamente, le propuso o mejor dicho lo “desafió” a comentar las tablas que estaba dispuesto a pintar. La propuesta era la de ilustrar los cien cantos de la Divina Comedia con comentarios de Franco Nembrini. Franco enseguida se entusiasmó, pero no se la sentía, quería decir que no, un poco por la edad, un poco por la enfermedad le hacían dudar y exclamar es una tarea que hace estremecer las venas y el pulso[10], es un vuelo loco.

Franco finalmente se convenció de emprender el camino por la insistencia de Gabriele pero también por el apoyo concreto que le ofrecían los “viejos”, jóvenes compañeros del Centocanti, y así los encuentros, los diálogos que enriquecían y profundizaban en el texto se combinaron con el genio y el talento de Dell’Otto y de esta manera comenzaron a cobrar vida las tablas que permitirán al lector, a cada uno de nosotros lectores, a través de estos espectaculares dibujos identificarnos con lo que ve Dante durante su viaje, porque de hecho este es el verdadero secreto de este proyecto inédito, único en la historia de la ilustración de la Divina Comedia: Nunca antes, ni siquiera los grandes ilustradores, pudieron dibujar y comentar las 100 tablas del viaje de Dante y menos imaginarlas desde el punto de vista del peregrino. Casi todas las ilustraciones realizadas hasta ahora ilustran únicamente la historia y aunque el viaje por el infierno se puede encontrar comentado en las tablas para cada una de los 34 cantos, para el Purgatorio son muchas menos y nadie ha logrado hacer los 33 cantos completos del Paraíso. Franco y Gabriele lo están intentando, el Infierno y el Purgatorio ya están disponibles, ahora están trabajando arduamente en el aún más complejo Paraíso.

Una obra que es fruto de una amistad, un trabajo común, una empresa de vida que va mucho más allá del propósito de escribir una introducción a la Comedia, y como afirma Franco en el libro, un texto e imágenes que, nacidas de la vida, pueden hablar a la vida de todo lector.

De hecho, esta es una de las razones por las que Gabriele Dell’Otto se convenció de hacer el viaje con Dante, porque durante la conversación con Franco descubrió que la Divina Comedia hablaba de su vida. En una confesión realizada por el ilustrador romano durante el conversatorio con el profesor Alessandro D’Avenia[11] durante la presentación del libro Purgatorio el pasado mes de mayo, Dell’Otto declara cómo el encuentro con Nembrini se produjo en un momento de profunda introspección personal.

La entrevista continúa con la observación que hace D’Avenia sobre el hecho de que el Dante ilustrado por Dell’Otto se asemeja fuertemente al hombre araña, de hecho Gabriele dibuja superhéroes, en este punto se reflexiona sobre cómo la extraordinaria habilidad de Gabriele supo poner a dialogar todo su gran talento para ilustrar magistralmente las portadas de Marvel con esta su inspiración puesta al servicio de la Divina Comedia[12]; Gabriele confiesa que su fuente de inspiración primaria es la propia, la personal pero que esta se combina con lo que cuenta Dante.

Il lavacro Purgatorio

El proyecto Nembrini – Dell’Otto es indudablemente un placer para la vista, dice convencido Alessandro, porque incluso “leyéndolo” solo mirando las imágenes ya puede uno hacerse la película, puede vivirlo antes incluso de leer el texto. Este proyecto está pensado para devolver a las personas el gusto por la lectura desapasionada. Franco comenta, Gabriele ilustra y entonces cobra vida una comedia nunca antes vista, una comedia inédita y única.

La lectura de la Divina Comedia puede empezar a una edad muy temprana, pero con mucha, mucha prudencia, afirma Franco, ya que existe un gran riesgo, el peligro de que los niños la detesten al punto de que en la edad adulta ya no quieran confrontarse más con ella, a pesar de que existe una gran similitud entre el viaje de Dante y las fábulas que contamos a los chiquitos. Por ejemplo, afirma Franco, casi todas las fabulas tienen como protagonista a alguien que se pierde en un bosque peligroso porque está habitado por lobos, uno entonces se da cuenta del como la Divina Comedia, sobre todo sus inicios, parecen basarse en el lenguaje, en las tradiciones, en las imágenes de todos nuestros países; los primeros cantos del infierno se basan en esa experiencia profunda que describe Dante: el bosque oscuro, la pérdida de orientación, la voluntad de alcanzar la luz, la imposibilidad de llegar solo, estas son cosas que los niños entienden, así que cuando alguien me pidió que hablara de la Divina Comedia a los pequeños decidí escribir sobre la vida de Dante, en vez que de la Comedia, porque es mucho más simple y en mi opinión mucho mejor porque contando la vida de Dante se puede realzar lo que dice en la Divina Comedia: El viaje, la decisión y también las cosas importantes para enseñar a los niños, esto son cosas que aparecen ya desde los primeros cantos y por supuesto no podemos olvidar su libro La Vida Nueva porque al final la historia de Dante es la historia de un hombre que quiere, que desea ser feliz y que necesita amigos con quienes caminar la senda de la vida, una mujer a la que amar y un punto de llegada claro y los niños esto pueden entenderlo. Pero insisto todo esto dicho con mucha cautela

El sábado 05 de septiembre último pasado, el presidente de la república de Italia, Sergio Mattarella, inauguró oficialmente las celebraciones por el 700 aniversario de la muerte del poeta en Rávena[13], el año Dantesco prevé una continua sucesión de iniciativas que finalizarán el 12 de septiembre de 2021. Precisamente en este sentido Franco se expresa de una manera muy positiva, ya que considera que es justo celebrar al poeta del deseo y sería una tontería que Dante no se relanzara en su rol de faro cultural de toda Europa y quizás también del mundo, pero siempre tratando de mantener un cierto equilibrio, porque hay riesgo de saturación y tener el efecto contrario al deseado, es decir odiarlo, sentirse ahogado, por tanto, tanto Dante por todos lados, en todas las salsas, a cada momento.

Para confirmar lo dicho por Franco, llegan las palabras que pronunció el Papa Francisco durante el encuentro sostenido con la delegación de Rávena el 10 de octubre último pasado, que llegó al Vaticano con motivo del séptimo aniversario de la muerte del poeta medieval[14]. El Papa reitera que el camino de Dante es una clave para interpretar la vida de cada hombre y mujer en la historia y más allá de la historia, Dante nos invita, una vez más, a redescubrir el sentido perdido y nublado de nuestro camino humano.

I bassorilievi Purgatorio X

Aprovechando esta resonancia que va más allá de los siglos, también nosotros podremos enriquecernos con la experiencia de Dante para atravesar los muchos bosques oscuros de nuestra tierra y hacer felizmente nuestro peregrinaje por la historia, para llegar al destino soñado y deseado de todo hombre. El Papa concluye anunciando su reflexión sobre Dante para 2021.

Divulgar la Divina Comedia y la vida del poeta es también nuestra misión en Maracay, que desde siempre hemos realizado a través del Comité local de la Dante Alighieri[15], primero con la Cav. Margherita Cavani luego con el inolvidable Cav. Bruno Mazzani Paglia[16] y desde el 2016 promocionando el libro: Un viaje onírico al mundo de Dante de Aldo[17]. Una travesía que hoy en día nos ha llevado a treinta y siete ciudades en veintidós regiones de Venezuela. Algo hermoso porque parece que este “fervor por Dante” no solo involucra a la gran comunidad italiana presente en Venezuela, sino que, como en otros países, involucra a toda la comunidad local[18], y para reafirmar este hecho, hoy en nuestra ciudad funcionan dos centros de lecturas dantescas: el primero en la Casa de Italia de Maracay (2018) y el segundo en la Universidad Pedagógica Experimental El Libertador, núcleo Rafael Alberto Escobar Lara (2019).

Nosotros en Venezuela estamos muy entusiasmados porque Franco nos ha involucrado en la promoción de la edición española, idéntica a la italiana, que se está desarrollando en colaboración con la Universidad Católica Francisco De Vitoria cerca de Madrid y a la fecha ya se ha publicado el volumen Inferno. Para apoyar al comité promotor que se ha creado y donde aparecen nombres como Alexandra Ranzolin, Francisco Sánchez, Carlo Franceschi, nuestros amigos Paula Núñez, mentora del Instituto de Acompañamiento de la UFV e Isaac Caselles, Responsable de Editorial UFV nos enviaron un pequeño pero importante video[19] y todos juntos nos esforzaremos por difundir este hermoso libro por todo el país convencidos de que vale la pena y nos servirá para enfrentar mejor los desafíos de cada día en nuestra querida y sufrida Venezuela.

Concluye la entrevista con Franco tal como comenzó, con el deseo de presentar personalmente el proyecto en Caracas que para nosotros (él y su esposa Grazia) sería lo máximo de la vida. Si alguna vez logramos hacer otro viaje al exterior, el primer pensamiento es regresar a Venezuela, sobre todo por lo que vivimos juntos cuando estuvimos allí.

Como epílogo de esta entrevista nos llega la primicia de que el Premio Nobel de Literatura fue otorgado a la poetisa estadounidense Louise Glück “por su inconfundible voz poética, que, con una belleza austera, convierte en universal la existencia individual“. Un conocido diario español titula la noticia[20]: La poesía como salvación en el año menos poético, y leyendo algunas de las portadas de los poemas de la recién premiada, no podemos dejar de asociarlo a Dante, que con su poema sagrado representa el camino de la salvación, de la esperanza. Los versos de la Divina Comedia nos conducirán como siempre a la fuente de todo Amor, a la visión del Amor que mueve el sol y las demás estrellas[21], porque ayer como hoy la Divina Comedia sigue resonando el encanto de la belleza y el bien, sigue repicando la fascinación de, por y para DIOS!


[1] Franco Nembrini. Sito ufficiale Franco Nembrini: http://www.franconembrini.it/en/biography/#top

[2] Carl Jung: Intervista 1959, BBC. John Freeman: https://www.youtube.com/watch?v=_xRYbZxACE4

[3] Dante Alighieri. Divina Commedia. Paradiso XVII, 58-60

[4] Nel Mezzo del Cammin: https://www.tv2000.it/blog/programma/nel-mezzo-del-cammin/

[5] “L’italiano, tra parola e immagine: graffitti, illustrazioni, fumetti”: https://www.youtube.com/watch?v=-r72GBS9hqc

[6] Descubriendo a Dante en la crisis: https://espanol.clonline.org/noticias/actualidad/2017/04/18/descubriendo-a-dante-en-la-crisis

[7] Dante, la crisis y el chocolate: https://voce.com.ve/2017/04/18/234606/dante-la-crisis-y-el-chocolate/?fbclid=IwAR0yyP2kvw_PB_X2f8J4jDY4VhBcG8LKIG_7EW5PJqAmOe3j61saPC5JyRI

[8] CAVENIT: http://www.cavenit.com/

[9] Gabriele Dell’Otto web site: http://www.dellotto.it/

[10] Dante Alighieri. Divina Commedia. Inferno I, 90

[11] Alessandro D’Avenia. https://www.profduepuntozero.it/alessandro-davenia-biografia/

[12] Franco Nembrini, Gabriele Dell’Otto e Alessandro D’Avenia presentano il Purgatorio: https://www.youtube.com/watch?v=Eelh6B0aK6Q

[13] Ravenna Festival Viva Dante 700. https://www.ravennafestival.org/viva-dante-ravenna-1321-2021/

[14] Il Papa incontra una delegazione della città di Ravenna: https://www.vaticannews.va/it/podcast/gli-incontri-di-papa-francesco/2020/10/papa-francesco-incontro-delegazione-ravenna-dante-alighieri.html

[15] Società Dante Alighieri: https://ladante.it/

[16] https://voce.com.ve/2018/05/03/316117/en-este-mes-de-abril-la-sabiduria-el-amor-y-la-virtud-enunciadas-por-dante-se-transmutaron-en-los-nombres-de-tres-ilustres-italianos-marco-sorgi-venturoni-margherita-cavani-vettori-y-bruno-mazzani/

[17] Viaje onírico al mundo de Dante: https://soundcloud.com/mariano-palazzo-792823413/viaje-onirico-al-mundo-de-dante

[18] Venezuela, cresce il fervore per Dante: http://www.anaso.it/2018/02/23/1120/

[19] Universidad Francisco De Vitoria. https://youtu.be/lYK5uaNrrr4

[20] Louis Glück : La poesía como salvación en el año menos poético: https://amp.elmundo.es/cultura/literatura/2020/10/08/5f7f64c121efa0562a8b45d1.html?__twitter_impression=true

[21] Dante Alighieri. Divina Commedia. Paradiso XXXIII, 145