Fernández Trigo: “Venezuela está en todas las agendas internacionales”

CARACAS – El nuevo encargado de negocios de España en Caracas, Juan Fernández Trigo, afirmó que Venezuela es un país de una importancia capital. Aseguró que la nación está en todas las agendas de las reuniones internacionales, por lo tanto es un reto profesional. “Cuando me ofrecieron este puesto di las gracias porque estaban ofreciéndome la oportunidad de aplicar cierta experiencia a una situación no fácil”.

“Yo no llego aquí simplemente creyendo que porque haya hecho muchos puestos  ya tenga ganado este, estoy en una fase de aprendizaje de mucho escuchar de no pretender imponer criterios, ni opiniones cuando uno lleva aquí dos semanas”, señaló.

Explicó que su reto es tratar de aplicar aquello que ha aprendido en cuanto a formas de dirigirse a las autoridades en otros países, “creo que puede ser útil y al mismo tiempo vengo a escuchar (…) vengo a representar a España y los españoles”.

“Pretendo representar en la medida de lo posible al gobierno y también muchas otras fuerzas políticas de España y al mismo tiempo vengo a representar ante Venezuela y todos los venezolanas que tienen opiniones distintas, el gobierno y la oposición, vengo a escucharlos a aportar mi granito de arena”, expresó.

Dijo que a medida que vaya aprendiendo “puede que de algún consejo”. “Pero siempre lo daré desde el respeto, la conciencia de que soy un extranjero y siempre hay que tener mucho cuidado cuando uno opina de una país sea diplomático o lo que sea”, matizó.

“Esto no quiere decir no tener firmeza cuando haya que decir las cosas que puedan no gustar, pero hay que decirlo con educación y con tranquilidad”, aclaró.

A su juicio, dijo que es necesario tratar a los interlocutores claves, meterse en la historia del país, aprender de los libros y conocer las coordenadas de lo que ha pasado. “Este es un país que tiene un conflicto y tenemos que ayudarlo todos a resolver”.

Resaltó que ha orientado su carrera diplomática a aquellos puestos donde pueda aportar y llevar contenido a través del Derecho Internacional, con países que no son fáciles, ni cómodos como el caso de Haití o Nicaragua.

En cuanto  a la influencia que su labor pueda tener en Latinoamérica dijo que para un diplomático español, la región supone una prueba necesaria. “Hay una conexión psicológica y cultural (…) América Latina es un lugar de privilegio para un diplomático”, destacó.

Archivan caso “Delcygate”

El Tribunal Supremo de España decidió este miércoles 25 de noviembre seguir los pasos del juzgado de Instrucción 31 de Madrid y archivar las querellas presentadas contra el ministro de Transporte, José Luis Ábalos, relacionadas con el paso de la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, a mediados de enero de 2020 por el aeropuerto de Barajas y que se conoció como el “Delcygate”.

La instancia judicial considera que existen pruebas de que Rodríguez llegó a Madrid en un avión en la madrugada del 19 al 20 de enero y estuvo unas horas en la sala VIP del aeropuerto de Barajas, lo que vulneró de forma expresa la disposición de la Unión Europea acerca de las sanciones sobre la política venezolana de no pisar el espacio Schengen.

No obstante, los magistrados interpretan que el incumplimiento de las decisiones en Política Exterior corresponden es a un control político y no a responsabilidades penales, a pesar que el ministro Ábalos sí se reunió con Delcy Rodríguez y que hubo contradicciones para explicar el encuentro.

Aclara además que la violación del espacio Schengen se produjo desde el mismo momento que el avión donde se trasladaba Delcy Rodríguez sobrevoló territorio español, a pesar que el juzgado de Madrid diga que como no selló el pasaporte, no entró al país.

El Supremo tampoco acepta que los hechos puedan calificarse de un delito de omisión del deber de promover la persecución de los delitos, precisamente porque “ningún delito se habría cometido”, ni tampoco acepta investigar un “inexistente” delito de usurpación de funciones.

De acuerdo al tribunal, tampoco hay constancia de que el viaje estuviera motivado por causas que justificarían una exención de la prohibición de entrada, como el tránsito por razones humanitarias urgentes o la asistencia a reuniones en las que se mantenga un diálogo político que fomente directamente la democracia, los derechos humanos y el Estado de Derecho en Venezuela, ni que el Gobierno hubiera promovido un expediente de esta naturaleza.