Guaidó rechazó posición de Trinidad y Tobago sobre migrantes venezolanos

CARACAS – Este jueves, el presidente interino de Venezuela y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, envió una carta a la presidenta de Trinidad y Tobago, Paula-Mae Weekes, y a su primer ministro, Keith Rowley, en la cual le manifestó su rechazo a las declaraciones de su gobierno respecto al caso de los 16 niños venezolanos que fueron separados de sus padres y deportados de forma forzada.

El político aseguró que esa acción es una violación flagrante del Derecho Internacional Humanitario. Además, un trato cruel e imhumano hacia los ciudadanos venezolanos que huyen del país debido a la grave crisis humanitaria.

Tildó el comunicado trinitario como “totalmente inaceptable y falto de ética, de responsabilidad y de humanidad”.

Denunció que, con esa actitud, Trinidad y Tobago, es cómplice de un nuevo crimen de lesa humanidad. Y acusó ese país de violar el artículo siete del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional.

Criminalizar a venezolanos

“Ustedes califican a la migración de refugiados venezolanos como ilegal. El Derecho Internacional sobre los Refugiados es claro cuando genera principios como: ‘El hecho de que dichas personas migren de forma irregular no exime a los Estados de la obligación de proteger sus derechos'”, sentenció Guaidó.

Les recordó que los migrantes tienen derechos. Es por ello que explicó que la devolución forzosa esta prohibida.

El líder opositor insistió en que el gobierno trinitario trata de criminalizar a los migrantes y refugiados venezolanos vinculándolos a “personas sin nombre y sin rostros armados que obligan a esa nación a mantener sus fronteras abiertas a traficantes”

“Esto es un nuevo ilícito internacional porque es una práctica xenófoba de su parte frente a los migrantes venezolanos quienes, no son criminales, más bien son víctimas desesperadas de un régimen criminal como es el de Nicolás Maduro, quien los ha sometido a la más profunda miseria, agravada esta con la pandemia de la Covid-19. Por lo tanto exigimos el cese de la política xenófoba oficial”, reiteró.

Piden proteger a niños

Por su parte, Amnistía Internacional (AI) instó a Trinidad y Tobago a que proteja a los 16 niños venezolanos deportados. Sostuvo que “creemos que el regreso les da a las autoridades una segunda oportunidad para mantener sus obligaciones domésticas e internacionales para proteger los derechos de los niños y proveer de protección internacional a aquellas personas que buscan seguridad entre el peligro”.

Ordenó reunir de forma inmediata a los infantes con sus familias, se garantice su derecho al asilo, determine si fueron víctimas del tráfico de personas y darles atención médica.

.