Evita que roben tu CASA siguiendo estos consejos

El hecho de que estemos en medio de una pandemia no nos exime de este riesgo, es más, los robos de viviendas se han visto incrementar recientemente ya que en cuanto levantan las restricciones para salir de casa, lo hacemos sin las precauciones necesarias y allí sucede lo indeseado.

Estos consejos han sido recopilados a lo largo de mi desempeño como asesor de riesgos y seguros, además de vivir muy de cerca experiencias para nada agradables. Lamentablemente a veces el aprendizaje puede ser duro y costoso, pero para eso sirve. Mi intención con estos consejos es que puedan sino evitar, por lo menos minimizar al máximo la desagradable experiencia de llegar a tu casa y encontrar todo destrozado y patas arriba.

Mi cliente del cual me reservo su nombre y al que la robaron su casa hace algunos meses, me comentó que en ese momento sintió una gran indignación e impotencia al verse vulnerado en su espacio, en su hogar… Luego con más calma dio gracias a Dios porque ninguno de ellos se encontraba presente y finalmente pensó en todo lo que se llevaron y que tanto trabajo le había costado… bueno, para lo material él disponía de un seguro de hogar que le permitió reponer casi un 80% de todo lo robado, pero como mi intención es evitar que llegues a ese punto, aquí te van mis consejos:

  • Haz lo posible y colabora activamente (si puedes) o por lo menos no seas un estorbo, para que la junta de condominio bien sea de tu edificio o urbanización, se ocupe de la seguridad, iluminación, control de acceso y de la vigilancia donde vivas, esto es clave.
  • Conoce a tus vecinos, ponte a su disposición y haz un chat de tu calle o del edificio. Evita contaminar este chat con tonterías, dedícalo solo a la seguridad y para casos de emergencia, solo de esta forma podrá funcionar y será efectivo. Un buen vecino avisará si hay ruidos extraños, cuando le hayas informado que saliste unos días.
  • Los cercos eléctricos son disuasivos y funcionan para minimizar el hecho de que deseen entrar. Olvídate de la estética de tu casa o edificio y colócalo si puedes. Si lo tienes instalado, es importante que le hagas mantenimiento periódico y tenerlo a punto siempre. Los cercos eléctricos vienen equipados con una alarma sonora en caso de que los alambres sean cortados o entren en corto, por favor ten la precaución de que si se activa la alarma, no la apagues sin antes inspeccionar el perímetro y el estado del cerco, enciende todas las luces y haz saber que te encuentras en casa y alerta. Una vez verificado todo, desactívala y actívala nuevamente, si no se dispara, con toda seguridad hubo algún intento y la estaban probando, caso contrario hazla revisar de inmediato por el técnico.
  • Revisa el estado de puertas y ventanas, sus cerraduras, refuerza con cerrojos internos. Si está dentro de tus posibilidades instala puertas de seguridad y rejas. Un punto vulnerable en las casas son las claraboyas y las ventanas de los sótanos, revisa su estado y refuérzalas con rejas de ser necesario.
  • La oscuridad es amiga de los ladrones, coloca reflectores con sensores de movimientos en entradas y patios traseros. Adicionalmente deja algunas luces del jardín encendidas en la noche. Coloca temporizadores de encendido y apagado de luces, eso hará el trabajo si llegas algo tarde algún día. Estos sensores no son para nada costosos y super efectivos.
  • Si tienes la posibilidad, instala dispositivos electrónicos de alarma audibles y preferiblemente, conectados a una compañía de seguridad.
  • Soy de los que piensa que las cámaras de seguridad son las que te permiten ver el robo y cómo fue consumado después de ocurrido… no obstante, debo reconocer que la tecnología ha avanzado enormemente y hay sistemas en la actualidad que te permiten en tiempo real desde tu teléfono ver tu casa y recibir notificaciones de acceso no autorizado y así poder actuar en consecuencia. Si tienes la posibilidad de instalarlas, hazlo, nunca están de más.
  • Los perros son disuasivos, no tanto por el miedo que infundan al ladrón sino por el ruido que hacen, eso los ahuyenta. Por otra parte tristemente también son fáciles de engañar o envenenar.
  • Minimiza las copias de llaves de tu casa y evita dejarlas a conserjes, personal doméstico o personal de seguridad si no es estrictamente necesario. Cambia los cilindros de las cerraduras si se pierden, son robadas o también si te acabas de mudar a una casa o apartamento previamente ocupado. Cuando saques copias de llaves, exige estar presente mientras lo hacen.
  • Parece obvio pero siempre que salgas, pasa la llave de la cerradura, gran porcentaje de los robos son por la puerta principal ya que por el alto tráfico que esta tiene, casi nunca lo hacemos.
  • Cuidado con esas visitas imprevistas, de servicios de luz, cable, teléfono y ahora los famosos deliverys. No confíes a la primera y pregunta todo antes de abrir.
  • Cuando contrates personal doméstico, chofer, vigilante, escolta o algún otro de importancia, verifica sus referencias personales y laborales; tómale una foto de frente y exprésale que es por seguridad; pídele su cédula de identidad, escanéala y si es posible revisa sus antecedentes policiales. Pídele su dirección exacta y que te indique las personas que viven con él/ella. Pídele un teléfono de algún familiar cercano (verifica ese teléfono) en caso de que a él se le presente alguna emergencia y debas llamar a alguien. Instrúyelo(a) para que cuando no estés en casa, no de información sobre horas de llegada o salida, planes de viajes, vacaciones, etc.
  • Cuidado con la presencia de personal obrero o de seguridad (escoltas) en casas vecinas. Lo primero es conversarlo con tu vecino de ser posible. Estas personas pasan varias semanas viendo y recolectando información de tus horas de entrada y salida… la gran mayoría son gente buena, pero hay que tener mucha precaución y no confiarse.
  • Si esperas la visita de algún técnico que reparará algo en casa, por favor pídele sus datos personales y de su vehículo o moto (marca, modelo, color y placa) y compártelo con la garita o el vigilante de turno.
  • Instruye a todos los integrantes de tu familia en un pequeño pero efectivo manual en caso de que alguien haya irrumpido en casa o tenga intenciones de hacerlo mientras estén adentro. A quien llamar, donde encerrarse, qué hacer? La preparación es la mejor defensa.
  • Si tienes posibilidad de aislar con una puerta o reja de seguridad, las habitaciones del resto de la casa, hazlo y de noche mantenla siempre cerrada.
  • Si tienes un arma de fuego, no voy a decirte ni cómo ni cuándo usarla, solo te pido seas responsable y pienses en tu familia.

Si te parecieron útiles por favor compártelos y si tienes algún otro que valga la pena agregar, escríbeme.

Por: Enzo D’Angelo®, Corredor de Seguros


info@compratupoliza.com

Fundador de enzodangelo.com