Arrimadas: “Fusión entre Cs y PP es una cortina de humo”

MADRID – Ciudadanos reúnió este martes a su Comité Permanente luego de que en los comicios catalanes del pasado domingo perdiera el 83% de los diputados que consiguió en 2017, dado que solo obtuvo un 5,56% de los votos y seis escaños.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso fue la primera dirigente que habló de “fusiones” a consecuencia de los bajos resultados del PP en las elecciones catalanas del 14F. Así justificó la decisión de Pablo Casado de deshacerse de la sede de Génova para desligarse de un pasado manchado por la corrupción.

A favor de “nuevas ideas pero también, fusiones”, el planteamiento de la dirigente tomaba sentido tras conocerse que Albert Rivera habría iniciado contactos con Génova para la fusión Cs-PP, según La Razón. Pero el plan cuenta con la oposición de la actual presidenta de la formación naranja, Inés Arrimadas, que lo ve “una cortina de humo”.

En ese sentido, Arrimadas rechazó este jueves tal posibilidad y repartió acusas, sobre todo al PP, a quienes señaló de plantear la idea como una “cortina de humo” para tapar su mal resultado en las elecciones catalanas. De hecho, El PP catalán está por la labor tal y como señaló su líder, Alejandro Fernández, este miércoles, cuando puso sobre la mesa una “confluencia” con Cs para “reagrupar” el espacio político constitucionalista.

A pesar, la líder de ciudadanos argumenta que el PP y Cs son “partidos distintos” y reclama a los populares que no quisieran una candidatura conjunta para las catalanas, “donde sí era necesario sumar”. La líder del partido naranja dijo no entender por qué el PP “descartó una lista constitucionalista en Catalunya, que sí era necesaria”, que ha hecho que ahora “no sabe diferenciar cuál es el papel de Cs y cuál es el del PP”.

Recordó que la fusión no es posible por las diferencias entre ambas formaciones y dijo que en el Parlamento Europeo están en grupos distintos, el PP en el conservador y Cs en el liberal, y que las formas de afrontar los resultados del 14F también han sido diferentes. Frente a las “cortinas de humo” como “cambiar de sede” que ha emprendido el PP, Arrimadas ha destacado que ella no se escondió el domingo. “Yo no me escondí domingo”, como otros que “no hacen autocrítica” y “dan la culpa a Bárcenas”, ha reprochado, porque Cs es un “partido de centro de verdad, que es limpio y no tiene que cambiar de sede”.

Arrimadas remarcó que seguirá trabajando para implantar su proyecto de partido en Cs, y personalmente aseguró que tiene “mucha fuerza para seguir adelante” porque está “convencida” de que su proyecto es el “correcto” aunque no siempre dé votos.

Admitió que siempre estará abierta a adoptar acuerdos puntuales con el PP, de manera que se pueden poner de acuerdo para gobernar “en algún sitio”.

Por su parte, el portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, descartó la hipótesis de una fusión entre su partido y el PP, ya que se diferencian en “muchísimas cosas”, como demuestra que en el Europarlamento ellos estén en el grupo liberal y los populares se encuadren en el grupo conservador.

En declaraciones a la prensa este jueves en la cámara baja, Bal destacó que Ciudadanos es “el proyecto político del centro liberal español, reformista, progresista y, además, limpio”, sin casos de corrupción, mientras que, a su juicio, “el PP tiene otra idiosincrasia”.