Calviño, Díaz y Belarra prometen su cargo ante Felipe VI

MADRID – La vicepresidenta segunda del Gobierno, Nadia Calviño, la vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz, y la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, han prometido este miércoles su cargo ante el Rey Felipe VI y sobre la Constitución, completando la reestructuración del Ejecutivo debido al cese de Pablo Iglesias como vicepresidente.

Cumpliendo los protocolos de bioseguirdad, las nuevas ministras han prometido sobre la Carta Magna y ante la presencia del Presidente Pedro Sánchez, y del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, que tiene el rol de notario mayor del Reino en el acto celebrado en el Palacio de la Zarzuela.

La juramentación del cargo se realizó sobre un ejemplar de la Constitución abierto por los artículos 100, 101 y 102, pertenecientes al título cuarto, referido al Gobierno y a la Administración, y que establece que los miembros del Gobierno serán nombrados y separados por el Rey, a propuesta del presidente.

Igualmente, se han hecho efectivos los cambios en el Ejecutivo de coalición toda vez éstos han sido publicados en el Boletín Oficial del Estado, que registra la salida de Pablo Iglesias como vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, así como los nuevos nombramientos.

Los retos de Yolanda Díaz

Con la salida de Pablo Iglesias del Ejecutivo, la ministra de Trabajo será vicepresidenta tercera y asumirá el rol del líder de Podemos como principal defensora de las tesis de la fuerza política morada en el Gobierno.

Una de las primeras tareas en las que deberá centrarse, es en la aprobación de la nueva ley de Vivienda que el Ministerio de Transportes y el de Derechos Sociales que negocian en la actualidad.

La marcha de Pablo Iglesias deja el balance del trabajo que ha desarrollado el secretario general de Podemos como vicepresidente segundo del Ejecutivo de coalición.

La ministra ha pasado a ser la vicepresidenta tercera del Gobierno de coalición y asumirá la tarea de defender las posiciones de Unidas Podemos en el Ejecutivo, un papel que conjugará con su labor al frente de la cartera de Trabajo y Economía Social.

Desde que se constituyó el Gobierno, se ha constatado que la defensa de las posiciones de Unidas Podemos se traduce en negociaciones casi permanentes que se manifiestan entre el diálogo, la tensión y los conflictos para lograr las reformas defendidas por la fuerza política morada.

Redacción Madrid