Sistema de Justicia entorpece recuperación de universidades nacionales

CARACAS – La diputada Sonia Medina, vicepresidente de la comisión permanente de Medios de Comunicación de la legítima Asamblea Nacional electa en 2015,  denunció que la justicia venezolana ha impedido las elecciones de las autoridades universitarias de las instituciones públicas del país y además le ha recortado el presupuesto, situación que ha generado un “hecatombe” a nivel nacional.

A estos males se suma los frecuentes robos, la protección de grupos vandálicos, la destrucción de las instalaciones y la intromisión del “mal llamado sistema de justicia”, que siguen entorpeciendo una posible recuperación de las casa de estudio nacionales.

Agregó Medina que otros factores que ocasionaron la destrucción son el aniquilamiento del salario, que ha obligado al éxodo masivo de profesores y estudiantes, quienes, no ven futuro dentro del país.

Mientras tanto, dijo, el gobierno al ver fracasadas sus ambiciones de tomar las riendas y control de las universidades, optó por destruir estas instituciones y quitarle autonomía, además de acusarlas, por no haber cumplido los anhelos de la dictadura, y empeñarse en arruinarlas.

“Nuestras universidades públicas siempre estuvieron a la vanguardia de la investigación, del conocimiento, destacadas en el ámbito internacional, instituciones comprometidas con el país que abrían oportunidad a los jóvenes”, alertó la parlamentaria.

Señaló que la universidad solo se mantiene por los valientes y dignos estudiantes, profesores y empleados, quienes han arriesgado su vida para defender al alma mater de la “barbarie roja”, los saqueos, asaltos a bibliotecas, laboratorios de medicinas y quema de instalaciones.

“A todos ellos, nuestro reconociendo, honor y nuestra deuda eterna por reconocer a las universidades. Y al mismo tiempo, nuestra condena a este régimen por la deuda con Venezuela y las generaciones futuras al destruir el centro del conocimiento”, expresó.

Finalmente, manifestó Medina que para recuperar el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela (UCV) se necesitan al menos 300 millones de dólares, lo cual sólo será posible cuando se rescate la libertad y democracia, porque la academia es fundamental para la reconstrucción del país junto a la “Casa que Vence la Sombra”.

Redacción Caracas