Capturan a “El Pollo” Carvajal en Madrid

CARACAS: El exjefe de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), Hugo “El Pollo” Carvajal, irá a la cárcel para que se pueda ejecutar su entrega a Estados Unidos, reseñó este viernes 10 de septiembre el portal Europa Press (EP).

Carvajal, quien estaba fugado desde hace dos años y fue detenido por la DEA el jueves 9 en España, es reclamado por EEUU por presuntos delitos de tráficos de drogas y de armas.

“Según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press, dado que su extradición a Estados Unidos ya estaba autorizada tanto  por el Gobierno como por la Audiencia Nacional, no será necesario celebrar una vista judicial, pasando directamente a la fase de ejecución de las resoluciones ya dictadas”, explicó el medio.

Por su parte, el equipo legal del acusado, se presentó esta madrugada en la sede de la comisaría policial donde se encuentra Carvajal para exigir su liberación inmediata.

La captura fue ejecutada a las 21:15 hora -Madrid por el Grupo II de Fugitivos de la UDYCO Central, en una operación conjunta con la DEA, informó Europa Press con datos de fuentes policiales.

Carvajal se ocultaba en la calle Torrelaguna de Madrid. La entrada a la residencia se realizó mediante autorización judicial, con la colaboración de la Unidad de Intervención Policial.

El detenido tenía vigente orden de detención e ingreso en prisión para la ejecución de la extradición emitida por la sección tercera de la Audiencia Nacional.

El ex jefe de la inteligencia chavista había comenzado los trámites para solicitar asilo político en España. El Ministerio de Interior analizaba su caso.

Operación estética

El ex general, Hugo Carvajal Barrios, se sometió a cirugías estéticas y durante los casi dos años de fuga vivió encerrado en domicilios que cambiaba cada tres meses.

Es la segunda vez que Carvajal es detenido en España, ya que en abril de 2019 fue arrestado en Madrid tras entrar en el país con pasaporte falso, pero la Audiencia Nacional denegó su extradición argumentando que EEUU lo reclamaba por “una motivación política”, por lo que fue puesto en libertad.

Cuando, en noviembre de ese año, el pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia acordó finalmente su extradición, ya había desaparecido.

El detenido reconoció que había permanecido en España desde su fuga y que cambiaba cada tres meses de escondite, utilizando domicilios diferentes, donde vivía enclaustrado.

Además, se habría sometido a varias operaciones de cirugía estética para modificar su apariencia y estaría usando todo tipo de elementos de disfraz para facilitar su ocultación, como bigotes, barba y pelucas postizas para utilizar los pasaportes falsos que tenía.

Redacción Caracas.