Una exquisita antología de sabores: la Cocina de Militello sabe a felicidad

Pronto a Caracas, la cocina de MIlitello

CARACAS.- Muy pronto, Caracas disfrutará de la vanguardista experiencia de Cocina: una suculenta carta que evoca viajes y momentos felices, creada por el chef José Eduardo Militello y un equipo de primera línea, que cree en la evolución de la gastronomía venezolana y, sobre todo, en el país.

Para estar al frente de la cocina en un restaurante, el chef debe ser ante todo un buen líder, saber dirigir y compenetrarse con su equipo, motivándolo constantemente para que alcance el máximo de su potencial creativo. Solo entonces, el equipo hará brillar al chef.

Esta es la premisa que guía la Cocina de José Eduardo Militello, una de las personalidades más resaltantes de la movida gastronómica de vanguardia en Venezuela, y para quien la cocina s un arte en continua transformación, pues se debe combinar pasión, emoción, amor y creatividad para poder brindar felicidad en cada plato que se sirve.

Amable, pacífico y ocupado por ofrecer siempre lo mejor de su arte culinario, Militello se define como una persona sentimental, que gusta de brindar momentos de alegría con su comida. Y es precisamente por ello que ha decidido ofrecer a los comensales de su tierra, sus experiencias vividas en otras latitudes, armonizadas en una exquisita antología de sabores que muy pronto presentará en su propio emprendimiento culinario de Alta Cocina.

Viajar en busca del sabor y del saber

Aunque el joven chef completó su formación en el exterior para luego regresar a Venezuela, nunca se fue realmente porque ama su país y siempre ha tenido la dicha de poder ir y venir para poner sobre la mesa venezolana el sabor de lo aprendido, más allá de las fronteras.

Motivado por la necesidad de seguir su vocación, Militello optó por cambiar sus estudios universitarios de Derecho y trasladarse al calor de los fogones, buscando en ellos su propio lenguaje, el cual se ha venido forjando a fuego lento gracias a su aprendizaje constante y a su curiosidad por descubrir nuevas formas de hacer feliz a la gente. “De pequeño siempre estaba en las cocinas de mis abuelas, me encantaba estar con ellas. Me inicié estudiando panadería y poco a poco me fui metiendo en la cocina, hasta el sol de hoy. Es una decisión de la cual no me arrepiento en lo más mínimo”, afirma.

Luego de egresar de prestigiosas academias como el Instituto Culinario de Caracas, el Instituto Europeo del Pan y finalmente el Instituto Le Cordon Bleu de Perú, José Eduardo Militello ha tenido la oportunidad de viajar y compenetrarse con la rica gastronomía de España, París, Perú y República Dominicana, entre otros lugares que le han dado una personalísima sazón a su cocina.

“En esta oportunidad, regreso al país por trabajo y por un nuevo proyecto que, gracias a unos amigos y a mi familia, decidí emprender para darle a Venezuela un poco de quién soy, para compartir parte de mis vivencias fuera del país”.

Técnicas, culturas y sabores, así como la exploración de nuevas prácticas, han venido forjando la evolución de Militello como cocinero. “Probar, probar, probar mucho, estudiar, aprender de otros cocineros y de amigos”, resume en pocas palabras lo que han sido años de formación académica y mucho aprendizaje junto a reconocidos chef como los japoneses Ohno e Iwao Komiyama, del Canal Gourmet; los peruanos Christian Bravo y José del Castillo; y el mexicano Sergio Camacho, también del Canal Gourmet, entre otros.

Hoy en día, como Chef Coordinador del Instituto de Estudios Superiores en Gastronomía Chef Campus Culinary Institute, José Eduardo Mitello siente que ha alcanzado la madurez necesaria para emprender con un propio proyecto, el cual lleva el nombre de lo que considera es todo un arte: Cocina. “Considero que es el momento justo y correcto de hacer algo en Venezuela; es un momento de buena madurez personal para iniciar. Es mi país y siempre quiero tener algo aquí para poder venir y compartir mis años de estudio y de trabajo en otros lugares”.

El emprendimiento de Militello enfoca su norte en el concepto de la  Alta Cocina, algo que siempre le ha gustado porque, a su juicio, le permite experimentar. “Te deja ser libre, crear, y sobre todo me gusta porque hay un cuidado especial y mucho respeto por los productos. Es un concepto moderno y divertido, con un menú basado en viajes, emociones, aprendizajes y creatividad, donde comparto ideas y experiencias con mi equipo para transformarlas en platos con productos de temporada, que siempre irán cambiando”, adelanta el chef.

Pronto, en Caracas, se podrá disfrutar de la vanguardista experiencia de Cocina: una suculenta carta que evoca viajes y momentos felices, confeccionada por un equipo de primera línea, que cree en la evolución de la gastronomía venezolana y, sobre todo, en el país.