Casado resiste a los “barones”: seguirá como líder del PP hasta el Congreso Extraordinario

MADRID – Pedía una salida digna y la ha obtenido. Pablo Casado resiste. Seguirá en la presidencia del Partido Popular hasta la celebración del Congreso Extraordinario que ya tiene fecha: se celebrará el 2 y el 3 de abril. El acuerdo, que permitirá al presidente de los populares estar al frente de su partido un mes más, se alcanzó después de cuatro horas de discusiones.

La “cumbre” de los populares se produjo luego que Pablo Casado perdiera el apoyo de sus propios compañeros de filas, el “núcleo duro” que nunca hubiese imaginado le iba a dar la espalda.

En la reunión, los “barones” territoriales exigieron a Casado su salida inmediata. El presidente del partido, sin embargo, ha resistido a la embestida. Frente a su decisión de no dimitir, los dirigentes territoriales aceptaron que Casado siguiera en el cargo hasta la realización del Congreso Extraordinario. Y exigieron que no volviera a presentar su candidatura.

Alberto Núñez Feijóo y Pablo Casado

El cónclave, que se dilató por más de cuatro horas, decidió que la portavoz parlamentaria del Grupo Popular, Cuca Gamarra, fuera la coordinadora general del partido. Esta, según Génova, fue una propuesta de Casado a la cual los “barones” no se opusieron. Presidente del Comité Organizador del Congreso ha sido nombrado Esteban González Pons. Lo acompañarán un miembro designado por cada organización territorial. Por lo tanto, serán Gamarra y González Pons los encargado de pilotar el Partido Popular hacia el Congreso.

Antes de la realización de la “cumbre”, a la cual no asistieron Alejandro Fernández (PP Catalunya) y Margalida Prohens (Pp Baleares), Pablo Casado sostuvo una larga reunión a “puertas cerradas” con el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. Este fue el “actor” principal” en Génova. De hecho, casi todos los líderes regionales del Partido Popular coincidieron con señalarlo como la mejor, cuando no la única, alternativa para el partido. Sin embargo, Feijóo sigue sin develar todas sus cartas.

Los “barones” del PP, a la salida del “cónclave”, trataron de trasmitir la imagen de un partido unido en la crisis, como si lo sucedido en los últimos días fuese tal solo una pesadilla pasajera. Ausente, por no ser presidente del PP regional, Isabel Díaz Ayuso. Sin embargo, su fantasma y los ecos de la polémica estuvieron siempre presente. Las argumentaciones que esgrimió para defenderse de la acusación de prevaricación y de nepotismo no han convencido. Y, en todo caso, todos consideran que su credibilidad ha sido comprometida de manera muy grave.

Redacción Madrid