FMI, la economía de España crecerá 4,8 por ciento este año

Fondo Monetario Internazionale

MADRID – Tiempo de rebajas. Ninguna economía se ha librado de los efectos de la guerra desatada por Rusia a las puertas de la Unión Europea. Lo refleja el informe “Perspectiva Económica Mundial” del Fondo Monetario Internacional. El organismo multilateral, en el informe de abril, actualiza sus proyecciones y acomete una nueva rebaja generalizada en el ámbito macroeconómico.

El FMI revela que el Producto Interno Bruto español experimentará un menor crecimiento. Es así como la economía de España, a pesar de que se esperase un crecimiento superior al 5,1 por ciento de 2021, registrará la caída de un punto porcentual. Se situará en 4,8 por ciento a finales de 2022. El FMI, en su informe, estima que la economía española, en 2023, crecerá el 3,3 por ciento.

Las proyecciones para los demás países de Europa revelan un panorama aún peor. De hecho, el FMI ha rebajado las expectativas de crecimiento del PIB de Alemania en 1,7 por ciento, las de Italia en medio punto y las de Francia en cuatro décimas. Es así como Alemania, a finales del año, registrará un crecimiento del 2,1 por ciento, Italia del 2,3 por ciento y Francia del 2,7 por ciento. En 2023, de acuerdo con el organismo multiláteral, la economía alemana crecerá el 2,7 por ciento al tiempo que las de Italia y Francia lo harán en 1,7 y 1,4 por ciento respectivamente.

La revisión a la baja del Fondo Monetario Internacional no toma por sorpresa a los gobiernos de la Unión Europea que, a raíz de la guerra, han visto sus economías sufrir por el incremento de los precios del crudo y la dificultad de conciliar las sanciones a Rusia, que invadió a Ucrania manchándose de crímenes de guerra, con la necesidad de gas proveniente de Rusia.

España, para finales del año, contemplaba un crecimiento sostenido del 7 por ciento para este año. Ahora, aunque sigue insistiendo que la economía experimentará un crecimiento “robusto”, al presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, no quedó más remedio que admitir que habrá una revisión a la baja.

El Fondo Monetario Internacional, además de proyectar un crecimiento menor del PIB, también estima que la inflación en España, este año, crecerá y se situará en 5,3 por ciento. En 2023, debría colocarse en alrededor del 1,3 por ciento.

Redacción Madrid