Sumar y no restar, la apuesta de Yolanda Díaz

MADRID – Sumar. Esta es la apuesta de Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo. Su modelo es el de la izquierda francesa. Por eso apuesta por una candidatura única capaz de enamorar a los electores progresistas y que pueda obtener el respaldo de todos los partidos de izquierda.

Invitada al desayuno informativo de Europa Press, la vicepresidenta segunda explicó que su proyecto político no declina los verbos “dividir” o “restar”. Todo lo contrario, su compromiso es “sumar” voluntades para establecer un diálogo social.

Del proyecto político de Yolanda Díaz, en realidad, se conoce poco. Solo se tiene la certeza de que el objetivo es unir la España progresista y de izquierda. Sin embargo, en esta oportunidad, de las palabras de la ministra del Trabajo, pronunciadas en el curso del “Desayuno Informativo”, pueden desprenderse algunas indicaciones que permiten precisar mejor sus ambiciones.

– Sueño con un país pluricultural y plurilingüístico – dijo -. Sueño con una España que tenga diversidad sexual, que se tome en serio la libertad, los derechos humanos y la paz. Sueño con una España que le diga a los jóvenes que pueden volver para tener carreras de investigación serias…

La ministra del Trabajo también habló de los partidos de oposición que representan un obstáculo al desarrollo del País. No mencionó partido alguno. Sin embargo, la referencia a  Vox resultó evidente. Señaló que “el autoritarismo no son solo las formas sino las políticas del odio: salir de Schengen, que los trabajadores vean mermados sus derechos y violenten el orden constitucional”.
El deseo de unidad de la izquierda, manifestado en el “Desayuno Informativo” de Europa Press, ha llevado a Yolanda Díaz a viajar a Andalucía. A pocas horas de que concluya el plazo, Podemos e Izquierda Unida no han logrado encontrar la fórmula para “cuadrar el círculo”. Decimos, alcanzar el consenso alrededor de un candidato. Podemos propone al guardia civil Juan Antonio Delgado y el resto de las formaciones encabezadas por Izquierda Unida a Inmaculada Nieto.

Las negociaciones, por el momento, están estancadas. Todo indicaría que en estos días no ha habido comunicación. Aun cuando la ministra de Trabajo quisiera promover un candidato de consenso, su presencia a Sevilla ha sido interpretado como un respaldo a la candidata de Izquierda Unida. Ya en Madrid, Yolanda Díaz había mantenido encuentros informales para dar el visto bueno a la portavoz andaluza como exponente de un “frente único” andaluz.

Redacción Madrid