Ine, frena la tendencia alcista de la inflación: 8,3 por ciento en abril

MADRID – La inflación frena. El Instituto Nacional de Estadísticas confirma la información que Nadia Calvino, vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económico, había adelantado el día anterior. El IPC del mes de abril fue del 8,3 por ciento. Apenas unas décimas menos que el del mes de marzo y, sin embargo, ha sido una buena noticia. Pareciera que la tendencia alcista del costo de la vida, gracias al abaratamiento de la electricidad y de los carburantes, ha sido revertida. Para tener la seguridad, habrá que esperar la evolución de los precios en los próximos meses.

De acuerdo con el Ine, el Índice de Precios al Consumidor, en abril, se redujo del 0,2 por ciento en relación con el mes de marzo y ha reducido su tasa interanual en 1,5 puntos porcentuales. Es la mayor bajada mensual de los últimos 35 años.

El nivel del costo de la vida, en opinión de la ministra Calviño, sigue siendo “inaceptable”. La vicepresidente primera, el jueves, aseguraba que el gobierno seguiría haciendo todo lo posible para que la inflación pudiera emprender una importante parábola descendiente.

La desaceleración en los precios, en opinión del Ine, es producto de la caída de los precios de la electricidad y de los carburantes para vehículos. Sin embargo, el organismo destaca que otros componentes no han seguido el mismo comportamiento. Por ejemplo, los productos de la canasta alimentaria. Es decir, el pan, la carne, los cereales, las legumbres. Y también la leche, los huevos y los quesos, entre otros.

Siempre de acuerdo con las cifras que maneja el Ine, la inflación subyacente, la que no toma en cuenta los alimentos elaborados y los productos energéticos, ha experimentado el incremento de un punto porcentual alcanzando el 4,4 por ciento. Decimos cuatro puntos por debajo del IPC. Por su parte, el IPC armonizado fue del 8,3 por ciento, alrededor de un punto y medio por debajo del que se registró en marzo.

Redacción Madrid