El baseball entra en el reino del fútbol


Caracas.- El baseball es el deporte rey en Venezuela. Y, ahora, está ganando terreno también en el Centro Italo-Venezolano de Caracas, con la fundación de una escuela para la práctica de esta disciplina.


El director de la Comisiòn de Deportes y uno de los entrenadores del equipo de baseball, el señor Wolfang Dìaz, impulsò la idea de que se le abriera campo a este deporte. Por supuesto, la iniciativa no hubiese encontrado asidero de no haber contado con el apoyo de un amplio grupo de socios y de los Comités de las otras diciplinas que existen en nuestra Asociación.


La idea de crear una escuela de baseball comienza a madurar poco a poco y en la medida en que de Italia llegan noticias de la existencia de una liga profesional competitiva, en la cual juegan numerosos atletas italo-venezolanos bajo la guia de atentos entrenadores también ellos venezolanos. Entre los jugadores podemos destacar a Jairo Ramos que participò en las olimpiadas de Atenas en las filas del seleccionado italiano y Liu Rodrigüez quien juega con el Grosseto, equipo que participa en la Liga mayor de Italia..


Al principio se pensó que tal vez la iniciativa pudiese a naufragar. Después de todo, se trataba de Centro Italiano Venezolano, en el cual el fútbol siempre había sido el “deporte Rey”. Es evidente que los tiempos cambian. Y las nuevas generaciones se integran cada vez más a la realidad política, social, cultural y, por supuesto, deportiva del Paìs.


Los profesores que encargados del enseñar y entrenar a los nuevos valores son Ronald Mendez y Wolfang Dìaz. El primero, cuenta con 15 años de experiencia. Jugò beisbol y softball; ha entrenado a equipos colegiales y actualmente tiene es el coordinador de baseball del club.


Por su parte, Dìaz tiene 23 años de experiencia. Jugò en las filas del INOS, e la categorìa doble «A», practicò con los Leones del Caracas. En el tiempo en que estuvo en el equipo capitalino compartio vestuario con los grandes ligas Andrès Gallaraga y Omar Vizquel. Trabajó en una escuela de baseball ubicada en la zona popular del 23 de Enero en la cual jugó hasta llegar a ser dueño y entrenador, compartiendo con jugadores de la talla de Felipe Lira, Norman Carrasco, Ugueth Urbina.


La escuelita del CIV cuenta actualmente con treinta niños, con edades comprendidas entre los 6 y 8 años. Las prácticas se realizan los días miércoles y viernes de cuatro y media a seis de la tarde. La cancha que le fue asignada está muy deteriorada. Y ofrece un especáculo lamentable. No es apta para la práctica de este deporte por sus dimensiones. Y los numerosos escombros, apilados aquí y allá, representan un peligro para la seguridad de los màs pequeños. Esta cancha està ubicada cerca de las dos canchas de fútbol. Por supuesto, ya se está estudiando la posibilidad de construir una cancha “ad hoc”. También se està considerando la posibilidad que el baseball y el fùtbol compartan un terreno de juego – propuesta, esta, que ha creado mucho recelo entre los amantes del balompié del Civ -..


Las dimensiones de la cancha no tienen que ser obligatoriamente muy grandes. Y la existencia de un recinto para la practica del baseball ayudaría, y no poco, para que los entrenadores puedan invitar a estrellas venezolanas en este deporte, para que dicten clínicas. Cosa que actualmente no se puede realizar, al no existir una cancha. Por otra parte ayudarìa a los socios que quieran practicar otras actividades deportivas.


Cabe destacar que la Comisiòn de Deportes, sensible a las necesidades de los atletas de las distintas disciplinas, habían contactado al centro deportivo la Ciudadela, ubicado en la Trinidad, para que los niños pudiesen practicar en las mejores condiciones y en una cancha con los requerimientos optimos. Además, habìa puesto a disposiciòn de los infantes un autobús para su traslado. No obstante, la idea careció del respaldo de los representantes, quienes quieren ver a sus hijos corretear dentro de los recintos de Civ. Y es comprensible. Además, muchos de los niños practican otras disciplinas deportivas y no les iba a rendir el tiempo.


El equipo de baseball ya tiene sus uniformes de prácticas y para jugar, con miras a ingresar en la Liga de los Criollitos de Venezuela.


La iniciativa, promovida por Wolfang Dìaz, no hubiese tenido el éxito esperado a no ser por la contribución e interés de padres y representantes . Lo màs importante es que los niños están en la mejor edad para comenzar la práctica de este deporte. Un esfuerzo particular se està realizando en la conformación de los equipos, para lo cual se trata de reclutar el mayor número de niños de la misma edad. . Sólo de esta manera, el Civ podrá ingresar en una de las ligas menores.


La esperanza de todos es que, en un futuro próximo, al lado de nombres famosos como Johan Santana, Freddy Gracìa, Andrès Gallaraga, Francisco Rodriguez puedan estar, y merecidamente, estas nuevas generaciones de nuestro CIV.