Capriles: “Delincuencia tiene sus días contados”

CARACAS- El candidato a la presidencia de la unidad, Henrique Capriles Radonski presentó el plan “Seguridad para todos” y aseguró que, de resultar electo Presidente, se pondrá al frente del combate de la violencia en el país, pues es una tarea que debe asumir el Gobierno.

“Yo sí me pongo al frente de este problema, para el otro candidato este problema no existe y para la mayoría de los venezolanos, este es su problema (…)Ya basta, o es la vida o es la muerte y nosotros estamos con la vida”, expresó durante la presentación del plan en la Universidad Metropolitana.

Capriles aseveró que la delincuencia “tiene sus días contados en Venezuela” y reiteró que el 7 de octubre los venezolanos tienen la posibilidad de decidir, “si queremos vivir en un país violento con un gobierno cómplice de la delincuencia o en  una Venezuela donde se pueda dormir con las ventanas abiertas, viajar en autobús o  llegar al trabajo sin ser robado”.

Puntos de foco del plan
El plan contempla la atención a cuatro aspectos básicos:  prevención, policía, justicia y prisiones.
En materia policial,  Capriles garantizó que al policía corrupto le caerá “todo el peso de la ley” y que formará a funcionarios comprometidos con la seguridad y no con un proyecto político.

En el ámbito de la prevención,  implementará todo lo que signifique adelantarse a una actuación de la violencia.
En cuanto al sistema de administración de justicia, resaltó que su oferta es la independencia.

Las cifras de la violencia en Venezuela
El Comando de Campaña de Capriles asegura que  entre 1998 y 2011 han fallecido entre 153.000 y 159.000 venezolanos. El 80% de los homicidios son cometidos con armas de fuego y se estima que circulan más de 100 millones de armas en el país.

“Muere un venezolano cada 30 minutos y uno es secuestrado cada 8 horas (…) En los últimos 10 años, los homicidios se multiplicaron por 3 y los secuestros por 22”.

“En Venezuela no habrá pranes”, asegura Radonski
CARACAS- El candidato Capriles al referirse a las cárceles ofreció a los presos condiciones dignas de reclusión sin hacinamiento y con respeto a los Derechos Humanos, así como la posibilidad de ser rehabilitados, pero recordó que estar preso no debe ser sinónimo de “premio”.

“Yo como presidente no me voy a entender con los pranes porque en Venezuela no habrá pranes. (…)¿Quién manda en las cárceles, o mandan los presos o el Gobierno? Aquí mandan los presos.  Les digo, la cárcel no es un premio, la cárcel es un sitio para ir a cumplir una condena y allí manda el gobierno”, enfatizó.

Condividi: