Ecoescuelas en Venezuela forman defensores del planeta

CARACAS-El Grupo de Investigación Vida Urbana y Ambiente (VUA), adscrito al Decanato de Investigación y Desarrollo de la Universidad Simón Bolívar (USB), con el respaldo del Parque Tecnológico Sarteneja (PTS), desarrolla el programa educativo, Ecoescuelas: Educación para el Desarrollo Sostenible. Una iniciativa que pretende introducir y/o potenciar la enseñanza sobre la sustentabilidad con la finalidad de generar cambios en el comportamiento humano y contribuir a una sociedad más justa en la que las personas sean más amistosas con el planeta.

El programa de Ecoescuelas se inició en Venezuela en 2011, con el financiamiento aportado en su primera etapa, por la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) gestionado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Recientemente, el Fondo de Cooperación Bilateral de la Embajada Británica en Venezuela también brindo un importante aporte económico, que le permite realizar el material audiovisual utilizado para las acciones de sensibilización sobre el tema.

La profesora Rosa Chacón, coordinadora del Grupo VUA de la USB, explica que con la aplicación de esta iniciativa, que ha contado con la administración de recursos, la promoción y la apertura impulsada por el PTS, se busca “modificar los esquemas de educación dirigidos al corto plazo, sembrar valores y empezar a motivar en las generaciones actuales y futuras la puesta en práctica de acciones responsables que garanticen una mejor interacción con el ambiente; y por ende una mejor calidad de vida en el futuro. Debemos procurar buscar nuevas formas de comportarnos en lo económico, social, ambiental, cultural y político”, expresa.

Asimismo, Chacón manifiesta que el modelo de Ecoescuela para Venezuela, tomó como argumento, documentos de referencia como: La Agenda 21 Escolar – resultado de la Cumbre de la Tierra en Rio de Janeiro en 1992-; El programa Ecoescuelas – liderado por la Fundación para la Educación Ambiental en 1982 y con experiencias adelantadas a nivel mundial- ; La Carta de la Tierra – promulgada en 2000 y en el 2003 fue reconocida por la UNESCO documento ético de educación para el desarrollo sostenible-; el decreto de Decenio de las Naciones Unidas de la educación para el Desarrollo Sostenible y la más reciente Ley Orgánica de Educación de Venezuela que plantea el intercambio de saberes para buscar respuesta a los problemas socio-ambientales de la nación.

“Las Ecoescuelas deben buscar desarrollar los conocimientos, habilidades y actitudes de forma completa, dentro de un proceso de integración social que promueva valores y principios que faciliten a las personas asumir con responsabilidad el desarrollo sostenible”, insiste la académica y líder del proyecto al mencionar que entre los temas abordados en el país, destacan: el cambio climático, el manejo del agua, la electricidad, los desechos, entre otros temas vinculados a la búsqueda de un desarrollo sustentable.