Fórmula SAE USB: Más que un vehículo

CARACAS- “Con este prototipo la Fórmula SAE USB logra la mejor posición en 12 años de participación en la competencia. Estamos hablando de un esfuerzo gigantesco, donde el producto no es solamente un excelente vehículo, sino los 40 ingenieros al año que pasan por él”. Mediante estas palabras de satisfacción el Profesor Sergio Díaz, Gerente de Planificación y Desarrollo de Funindes USB, se refirió al resultado obtenido durante el desafío internacional de la Sociedad de Ingenieros Automotrices (SAE), celebrado en mayo en Michigan, Estados Unidos.

El equipo uesebista, conformado por estudiantes de diversas carreras, alcanzó el puesto 11 de la general, tras conseguir el primer lugar en la prueba de costos, la posición 11 en la de presentación y ventas, la 39 en diseño, la 27 en aceleración, 9 en endurance, 29 autocross, 8 en consumo de combustible y 27 en skidpad. En la categoría de costos, los estudiantes tuvieron que defender ante los jueces un informe presentado con anticipación que reportaba la descripción y valor de cada pieza empleada en el carro con base en valores estándar proporcionados por la competencia.

Díaz explicó que “estos muchachos manejaron actitudes y aptitudes magníficas hacia la generación de avances científicos, hacía la idea de que en Venezuela sí se puede hacer tecnología y no solo importarla. Están desarrollando prototipos de altísimo nivel, capaces de compararse y quedar muy bien posicionados ante universidades que trabajan directamente con escuderías de Fórmula Uno, lo que nos deja más orgullosos”.

F-SAE USB compitió contra 128 vehículos provenientes de universidades de Estados Unidos, Canadá, Austria, Alemania, Brasil, México, Estonia, Corea del Sur y Singapur, en pruebas de seguridad, estáticas (presentación y ventas, costos, diseño) y dinámicas (aceleración, skidpad, autocross y resistencia y confiabilidad).

Agrega el directivo que “los profesionales aprendieron a trabajar en equipo, desarrollar soluciones efectivas a un problema, manejar equipos multidisciplinarios y todas las fases del desarrollo de un proyecto de ingeniería, desde la conceptualización hasta la puesta en marcha; pasando por la venta, negociación, importación y manejo de aduanas. Y todo al nivel de personal de Alemania o Japón. No solo se ha logrado hacer algo bueno, sino que se ha roto la barrera psicológica de que en Venezuela no se puede”.

El directivo de Funindes USB, organización que concretó acuerdos de intercambio tecnológico y financiero para hacer posible este prototipo, reconoció que “hay limitaciones que se notan cuando nos comparamos con los primeros equipos, desde el punto de vista presupuestario o de acceso a cierta tecnología, pero son factores que como grupo se han logrado superar. El estudiante ha roto esos paradigmas y si lo piensa lo hace realidad”.