Roig: Fedecámaras desmiente llamado a paro

CARACAS- El presidente de Fedecámaras, Jorge Roig, aclaró este martes que el gremio no ha realizado un llamado a paro de las actividades en vista de la crisis que está viviendo el país en el sector económico y social.

“En Fedecámaras no tenemos agenda de paro, queremos desmentir ese llamado a paro que están realizando en nombre de nosotros”, dijo.

Sin embrago rechazó que el empresario deba realizar las solicitudes para la adquisición de divisas ante la Banca Pública, según lo informó el Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex) este lunes.

Roig indicó que dicha medida se suma a las trabas que el gobierno nacional ha colocado para la adquisición de divisas. “Muchos de los empresarios no tienen cuenta en las entidades bancarias públicas”, dijo.

Por otra parte, se refirio a la Ley de Costos y Precio Justos aseverando que impone normas para establecer la estructura de costos de las empresas, pero no incluye el valor del financiamiento, publicidad y comisiones de ventas para los trabajadores.

Destacó que esto deja ver que existe un desconocimiento a fondo de la manera como producen las empresas en el país.

 

“Puñalda”

al emprendedor

El director de la Cámara de Comercio de Caracas, Víctor Maldonado, considera que el gobierno le ha dado una “puñalada” al emprendedor. A su juicio, los efectos de la Ley de Costos y Precios Justos son demoledores.

Advirtió que si no existen las condiciones para hacer empresa, los comerciantes tienen que tomar decisiones cruciales para llevar adelante sus esfuerzos.

A propósito de la entrada en vigencia de la Ley de Costos y Precios Justos, dijo que sus efectos son demoledores porque es una amenaza a la competencia y una negación a los derechos de propiedad, al libre comercio y al resto de los derechos ciudadanos. “Así no hay posibilidad alguna de montar y mantener empresas; los comerciantes se sienten amenazados y se ven inhibidos de realizar actividades comerciales si el costo es tan alto, como multas, decomisos, eliminación del registro de empresas e incluso cárcel”, insistió.