Lavanda: “oro azul” para la relajación y el bienestar

IMAGEN LAVANDA

CARACAS.- A lo largo de los años la lavanda ha sido llamada “el oro azul”, por ser el fruto del trabajo respetuoso del hombre. Además, numerosos estudios científicos han demostrado que esta planta tiene propiedades muy beneficiosas: medicinales, relajantes e hidratantes.

El aceite esencial de lavanda ha recibido la Denominación de Origen Protegida (DOP), el cual solo se le concede a las cualidades más puras de los aceites esenciales de la Alta Provenza y que son destilados a la manera tradicional a partir de la lavanda fina que crece a más de 800 metros de altitud en un área geográfica limitada.

Ésta es una planta habitual en la cuenca mediterránea, que se puede encontrar en lugares secos de naturaleza calcárea y de exposición soleada. Sus flores se reúnen en espigas de color violeta claro, al final de unos tallos alargados y son pegajosas al tacto por la gran cantidad de aceite esencial que las impregna.

Entre sus propiedades, la lavanda ayuda a las personas a conciliar el sueño y a mantenerse dormidas. También ha sido utilizada como hierba relajante en los baños a lo largo de los años, y como anti-inflamatorio y para el tratamiento del dolor.

Para L’Occitane fue una de las primeras flores destiladas por Oliver Baussan, fundador de la marca; e incluye fragancias personales y del hogar, y productos de cuidado corporal y de baño. L’Occitane utiliza la lavanda noblemente desde sus virtudes relajantes, buscando reavivar los sentidos y ofrecer un momento de bienestar.

La lavanda es un homenaje aromático al sur de Francia y la utilizada por L’Occitane proviene de las cooperativas de agricultores de Haute-Provence, garantizando un producto de alta calidad.
Acerca de L’Occitane

La historia de L’OCCITANE empieza en 1976 sobre las colinas de Haute Provence, una región del Sur de Francia, entre los Alpes y el mar Mediterráneo. En estos campos, con los gestos y conocimiento de estas tierras preservadas, nació Olivier Baussan, fundador de L’OCCITANE. Desde 30 años saca de esta región inspiración y secretos de sus tratamientos de belleza.

L’OCCITANE combina la naturaleza con la investigación, siguiendo los principios de la fitoterapia y la aromaterapia, creando fórmulas concentradas en activos naturales y aceites esenciales, siempre de origen controlado y en su mayoría biológicas y patentadas. La cosmética L’OCCITANE es un arte de vivir, dedicada al bienestar de todos.

Las especificidades de cada producto L’OCCITANE residen en los usos y variaciones de los aceites esenciales que utilizan y en sus beneficios. Su saber-hacer está muy perfeccionado en este ámbito, y la naturalidad de los productos que utiliza le permite elaborar productos de belleza y tratamiento para el rostro y el cuerpo, así como para el confort del hogar, siempre de una gran calidad.